PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE VIAJES EN EL TIEMPO (Frequently Asked Questions About Time Travel/ FAQ About Time Travel, Gran Bretaña, 2009)

Dirección. Gareth Carriwick/ Guión. Jamie Mathison/ Fotografía en color. John Pardue/ Música. James L. Venable, canciones varias: Eclipse total del corazón interpretada por Bonnie Tayler, Ríos de Babilonia interpretada por Boney M., entre otras/ Edición. Chris Blunden y Stuart Gazzard/ Dirección de arte. Gavin Fitch y Tina Sarach/ Diseño de Producción. Kave Quinn/ Vestuario. Stephanie Collie/ Producción. Neil Peplow, Justin Anderson Smith y Jamie Mathieson. BBC Films, Doug Lamp Films, HBO Films/ Con. Chris O’Dowd (Ray), Marc Wootton (Toby), Dean Lennox Kelly (Pete), Anna Faris (Cassey), Meredith McNeill (Millie), Ray Gardner (Mellor), Nick Evans (Barrie), Arthur Nithingale (el anciano del carrito)/ Duración. 83 mins.

SINOPSIS

Ray es un perdedor nato, un soñador obsesionado con los viajes en el tiempo. Un treintañero soltero que ha sido despedido de su trabajo en un parque temático de diversiones. Sus dos mejores amigos no son mejor que él: Toby que sueña con escribir la gran obra sobre la ciencia ficción y los viajes temporales y Pete un cínico y escéptico que secunda y se burla a su vez de sus ocurrencias; estos últimos trabajan en un restaurante de comida rápida disfrazados con botargas de dinosaurios. Se trata de tres nerds aburridos que deciden asistir a un pub y tomarse unas cervezas; geeks y frikis de la ciencia ficción fílmica y literaria.

Ray se levanta por unas bebidas y conoce a una hermosa chica: Cassey, quien afirma ser una viajera en el tiempo que viene a reparar una fuga espacio-temporal. De inmediato sospecha que se trata de un a broma de sus amigos. Toby obsesionado con las películas al escuchar la historia de su amigo sobre la mujer del futuro, asume que Ray le está proponiendo una trama para un argumento. Y Pete, naturalmente no cree nada de eso, hasta que por accidente, tropieza con una fuga de tiempo en el futuro que sucede en los baños y en el área de la barra donde observa que todos están muertos, incluyendo el mismo con un aspecto un tanto diferente.

Para probar la veracidad de sus palabras, los tres se dirigen a los baños del pub y comprueban por sí mismos que la brecha existe. Para su desgracia, regresar a su tiempo no será tarea fácil. Ello desencadena una serie de viajes accidentales de ida y vuelta a través del tiempo, durante los cuales Ray, Toby y Pete, tratarán de evitar múltiples versiones anteriores de ellos mismos, con el fin de detener una paradoja del tiempo, al tiempo que intentan desentrañar el misterio de quien intenta asesinarlos y por qué. Cuando todo parece haberse solucionado, Ray le comenta a Cassie acerca de una mujer que conoció en el bar: Millie y Cassey tiene que regresar en el tiempo para desentrañar la intriga. Todo vuelve a trastocarse y las preguntas sobre las paradojas espacio-temporales salen de nuevo a la luz.

 

Con un presupuesto ínfimo, el debutante Gareth Carriwick surgido de la televisión inglesa consigue una muy divertida y simpática parodia de los filmes sobre los viajes en el tiempo a partir de un sensacional guión del también debutante Jamie Mathieson, apoyado en el espléndido trabajo de los comediantes británicos Chris O’Dowd, Marc Wootton y Dean Lennox Kelly junto con la hermosa Anna Faris. Todo ello, en la historia de tres tipos comunes con sueños y esperanzas de un futuro emocionante y mejor. Sin embargo, se encuentran atrapados en trabajos aburridos y sin perspectivas. Una vida frustrante que no parece deparar nada bueno. Los tres están a punto de pasar una velada normal en su pub local, entre cervezas y las bromas habituales. No existe razón alguna para sospechar que esa noche sus vidas cambiarán para siempre con la llegada de una guapa joven del futuro…

 

“Benditos ingleses. Son capaces de hacer una de las películas de viajes en el tiempo más divertidas de los últimos años gastándose dos pesos. Diálogos freaks entre perdedores y geeks de la ciencia ficción, referencias constantes a la cultura pop y un repaso a los mitos de los viajes en el tiempo creando sus propios loops y mitologías. Podría ser el piloto de una gran serie” -www.gonzoo.com

 

 

La paradoja del viaje en el tiempo, o paradoja del abuelo, es un término acuñado por primera vez por el escritor francés de ciencia ficción René Barjavel en su novela El viajero imprudente (1943). No obstante, el concepto ya había sido mencionado con anterioridad por Mark Twain en su novela póstuma El forastero misterioso publicada en 1916, que pese a no formar parte del género fantástico, la trama se centra en una infinita serie de vidas alternas que podrían ser posibles de no ser por una simple acción o inacción.

La paradoja del abuelo parte del supuesto de que si una persona viaja por el tiempo y asesina a padre o madre biológica de su padre; es decir el abuelo del viajero antes de que conciban a su padre, ese viajero nunca habría nacido y por tanto no habría podido viajar en el tiempo. Al no surcar el tiempo, su abuelo jamás sería asesinado, por lo que el hipotético viajero si es entonces concebido y si puede a su vez viajar en el tiempo y asesinar al abuelo pero no sería concebido y así de manera infinita.

Una variante de la paradoja del abuelo es la paradoja de Hitler o la paradoja de la muerte de Hitler, tópico mencionado con frecuencia en las películas y novelas de la ciencia ficción, en el que el protagonista viaja en el tiempo para asesinar a Adolfo Hitler antes de que provoque la Segunda Guerra Mundial. Ello no impide el propio viaje en el tiempo pero dicho asesinato, al conseguir evitar la Segunda Guerra Mundial, elimina precisamente el motivo para el viaje y también elimina el conocimiento de la utilidad de dicho viaje. De no haber existido la Segunda Guerra Mundial, entonces no habría motivo para viajar al pasado para matar a Hitler. –con información de Wikipedia-

 

Con el atinado y entretenido guión propuesto por Mathieson, el realizador Gareth Carriwick -que falleció meses después de leucemia-, con buena experiencia en series televisivas, conduce con eficacia una historia que prácticamente se desarrolla en una sola locación y sus alrededores: un típico bar inglés, más las breves locaciones en el arranque del filme. En su aparente sencillez, el argumento provee varias preguntas y paradojas sobre los viajes en el tiempo y lo consigue de manera muy simpática y amena al tiempo que trata de evitar hoyos e incluso lugares comunes. En este caso por ejemplo, no hay propiamente una máquina del tiempo como la de H. G. Wells o un automóvil De Lorean como en la saga de Volver al futuro de Robert Zemeckis, sino que los huesos del cuerpo funciona como tal o se abren brechas o portales espacio-temporales ya sea en los baños o en el interior o exterior del pub británico debido a las fugas en el tiempo. Pero sobre todo lo mejor del filme, es la personalidad de los protagonistas, su ingenuidad y sus peripecias son tan divertidas que el espectador conecta con ese trío de perdedores y termina fascinado con la linda viajera en el tiempo, así como sus diálogos propios de fanáticos excesivos de la literatura y sobre todo de las series televisivas y películas de ciencia ficción y/o de los viajes en el tiempo: de Viaje a las estrellas a La guerra de las galaxias o de Mad Max y Las crónicas de Narnia a Volver al futuro, así como su curiosa banda sonora con varios temas musicales de los años ochenta algunos de ellos, sabia e hilarantemente aprovechados como en la secuencia de los baños con Eclipse total del corazón a cargo de Bonnie Tayler.

Sin faltar a su vez una serie de trivias tan interesantes como pertinentes: Se hace referencia por ejemplo a la mariposa que un viajero pisa en el relato de Ray Bradbury: El sonido de un trueno transformando con el ello el futuro. Asimismo, cuando el trío de protagonistas salen del cine se aprecian tres carteles de películas que aparecen a sus espaldas: A Boys Life -título original de ET, El extraterrestre (1982)-, Watch the Skies –título original de Encuentros Cercanos del Tercer Tipo (1977)- y Paradox -título de trabajo para Volver al futuro II (1989)-. Tal vez Preguntas frecuentes sobre los viajes en el tiempo que parece parodiar e ironizar enormes obras del tema como Terminator (James Cameron, 1984) o Predestination/ Predestinación (Michael y Peter Spierig, 2014) no sea una obra trascendental, sin embargo si se trata de una propuesta muy fresca, entretenida e inteligente que evita a toda costa la vulgaridad o la simple repetición de fórmulas en la que incluso sus paupérrimos efectos especiales así como la aparente y absurda situación que narra, jamás pierde su encanto.

 

 

RAFAEL AVIÑA

Centro Histórico de la Ciudad de México

29 de noviembre de 2016

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s