SIN ALIENTO

(A bout de souffle, Francia, 1959)

SinAliento1

Dirección. Jean-Luc Godard/ Guión. Jean-Luc Godard y Claude Chabrol (sin crédito), sobre un argumento de Francois Truffaut/ Fotografía en color. Raoul Coutard/ Música. Martial Solal/ Edición. Cécile Decugis/ Dirección de arte. Clément Hurel/ Diseño de Producción. Claude Chabrol, Francois Truffaut, Jean-Luc Godard/ Maquillaje. Phuong Maittret /Producción. Georges de Béareguard, Les Films Imperia, Societé Nouvelle de Cinematographie/ Con. Jean Paul Belmondo (Michael Poiccard), Jean Seberg (Patricia Franchini), Daniel Boulanger (Vital, inspector de policía), Henri Jacques Huet (Antonio Berrutti), Roger Hanin (Carl Zubart), Claude Mansard (Claudius Mansard), Liliane Dreyfus (Liliane), Michel Fabre (segundo inspector de policía), Jean-Pierre Melville (Parvulesco, escritor), Jean-Luc Godard (soplón) Duración. 90 mins.

SINOPSIS

Michel Poiccard alias Laszlo Kovacs, es un ex extra de cine admirador de Humphrey Bogart y delincuente de poca monta. Luego de robar un automóvil en Marsella para ir a París, asesina de manera fortuita a un policía en motocicleta. Sin remordimiento alguno por lo que acaba de hacer, prosigue su viaje. En París, intenta en vano cobrar un dinero que le deben. Tras robar a una amiga, busca a Patricia Franchini, para acostarse con ella; una joven burguesa estadunidense, que aspira a convertirse en escritora y vende en las calles el periódico New York Herald Tribune por los Campos Elíseos; sueña también con matricularse en la Sorbona y escribir algún día en ese periódico. En Europa cree haber hallado la libertad que no conoció en Estados Unidos. Lo que Michel ignora es que la policía lo está buscando por la muerte del motorista. Patricia duda acerca de sus sentimientos hacia él. Cuando descubre que la policía le sigue la pista, empieza por ayudarle. Pero al final, para obligarse a alejarse de él, lo denuncia a la policía. Michel, cansado y enamorado, se niega a huir.

 

Sin aliento obtuvo el Oso de Plata en el Festival de Berlín y Premio Jean Vigó a la Mejor Película

 

 “Quiero enormemente este filme que me ha avergonzado durante algún tiempo, pero lo coloco en el lugar donde debe ser colocado: en el de Alicia en el país de las maravillas. Yo creía que era Caracortada… Lo que yo quería era alejarme de la narración convencional y volver a hacer de manera diferente, todo lo que ya se había hecho en el cine. También quería dar la impresión de haber acabado de encontrar o de descubrir el proceso del cine por primera vez”.  –Jean-Luc Godard-

«Existen películas que no se parecen a nada de lo que se hizo antes de ellas: El ciudadano Kane, Hiroshima mi amor y Sin aliento. De todos los filmes de Godard, el que prefiero es À bout de souffle por el dolor que contiene. Dolor moral y dolor físico. Una profunda experiencia del dolor. Es raro que un filme sea de primer intento un grito: éste es el caso”. –Francois Truffaut-

 

El tema del fracaso amoroso en la pantalla se convirtió en una premisa común a partir de los años sesenta a pesar de algunos antecedentes otorgados una década antes, por el cine negro en su fase sicótica. De algún modo, Sin aliento de Jean-Luc Godard, filmada en 1959 y estrenada en 1960 en el Festival de Cannes, inaugura una suerte de nueva y realista temática, en la que va a prevalecer el nihilismo, la desesperanza, la imposibilidad de las relaciones personales y el triunfo del desasosiego emocional sobre la historia de amor condenada irremediablemente al fracaso, así como la idea de la muerte como fin último.

        Los rompimientos románticos, la crisis de la pareja, la vehemencia del amor, sus personajes sumidos en un caos de sexualidad, historias ligadas a sentimientos de culpabilidad, frustración sexual y pérdidas físicas y amorosas, van a permear incluso en toda la obra de varios cineastas intrigantes y portentosos como Marco Ferreri, Claude Lelouch, Atom Egoyan, Krzysztof Kieslowski, Wong Kar-Wai y por el supuesto el propio Godard, entre muchos otros, como lo muestran algunas de sus insólitas historias de fracaso romántico que van de: La última mujer, Adiós macho a Un hombre y una mujer y Vivir por vivir a Escenas familiares, Partes habladas, a No amarás (Breve película sobre el amor), Azul y Rojo, Deseando amar, Vivir su vida, El desprecio, Pierrot, el loco y otras, por mencionar algunas.

       La aventura, la huida, el crimen, la adrenalina, son temas importantes en Sin aliento y aún más: el pesimismo y su ausencia de redención en torno a la imposibilidad del amor en una narración dolorosa y romántica donde el pasado es un fardo, como ocurre en las mejores tramas del cine negro; un género estadunidense al que los críticos franceses de la revista Cahiers du Cinema, entre ellos; Godard, Truffaut, Chabrol, Eric Rohmer y otros más, bautizaron ese tipo de historias como cinema noir y justo ese fue el arranque de una película que transformó la cinematografía en su conjunto y cambió las reglas de ésta…         

        …Nacido en 1930, el seno de una familia burguesa suiza (su padre era médico, su tío materno un banquero), Jean-Luc Godard saltó en efecto, de las páginas de Cahiers du Cinema donde se desempeñaba como crítico a la dirección fílmica. De hecho, desde su debut en Sin aliento, se convirtió en el líder moral de la nouvelle vague o nueva ola; un movimiento revitalizador que sirvió al cineasta y a otros notables y talentosos realizadores más, para establecer una verdadera revolución utilizando no sólo una cámara hipermóvil y violentas elipsis narrativas, sino un estilo iconoclasta tal vez demasiado intelectualizado pero sumamente personal y arriesgado. Sin lugar a dudas, sus historias realistas y poéticas, su estilo acelerado y cortante, intelectual y áspero con relatos como: Sin aliento encarnan el corazón de la nueva ola en todo su esplendor con imágenes emblemáticas como aquella del enorme y recién fallecido Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg caminando por los Campos Eliseos, filmados por el cinefotógrafo Raoul Coutard, quien se mantenía oculto en un carrito de correos para que la escena tuviera un dejo realista. Vivir su vida, Dos o tres cosas que yo sé de ella, Una mujer es una mujer, Pierrot el loco, Alphaville de Godard, Los 400 golpes y toda la serie de Antoine Doinel (interpretado por Jean Pierre Léaud), Jules y Jim, Las piel suave, El niño salvaje, La historia de Adela H de Truffaut, Cleo de 5 a 7 de Agnes Varda: De Jacques Rivette: La religiosa y de Roger Vadim: Y Dios creo a la mujer que es previa al movimiento. La rodilla de Clara, Paulina en la playa de Eric Rohmer y de Claude Chabrol: El bello Sergio, Los primos, Que la bestia muera, El carnicero. De Louis Malle: Ascensor para el cadalso, El fuego fatuo, Zazie en el Metro. Todos estos genios creadores, son el alma de un movimiento que incluyó además a personalidades que sembraron la semilla de la nueva ola como el ensayista teórico Andre Bazin y cineastas como Chris Marker y Jean-Pierre Melville…

 

“…Cuando faltaba un mes para el estreno de Los cuatrocientos golpes, Jean-Luc Godard me pidió que le dejara el guión de Sin aliento, para leérselo a Georges Beauregard. Era una historia que yo había escrito unos años antes. Pierre Braunberger se había interesado mucho en ella, pero yo perdí entusiasmo por ese argumento, y empecé a tomar notas para Los cuatrocientos golpes. Jean-Luc trabajó solo en ese guión un poco antes del rodaje y, sobre todo, durante el mismo. Modificó completamente el final. En mí historia, el film terminaba con el muchacho paseando por la calle y la gente que se volvía a su paso, cada vez con más frecuencia, como se mira a una estrella, ya que su foto estaba en la primera página de los periódicos de la tarde. Esto podía ser terrible. Cómo algo que quedaba en suspenso. Godard escogió un final violento porque él es más triste que yo. Cuando hizo esa película, estaba realmente desesperado. Sentía la necesidad de filmar la muerte, tenía que rodar ese final” –Francois Trufaut-

 

La dureza, desesperanza, fatalidad intrínseca y romanticismo que imprime Belmondo a su personaje es una suma de todos esos antihéroes noir del cine estadunidense: de Bogart a Robert Mitchum, de Kirk Douglas a Sterling Hayden que Godard capitalizó para crear uno de los personajes más fascinantes y nihilistas del género y del cine en general con una ineludible perspectiva francesa que permeaba en filmes de Marcel Carné o Jean Pierre Meville. Sin duda, éste sería el arranque de una brillante carrera no sólo para Godard, sino para el propio Belmondo (1933-2021) quien terminaría trastocándose en una figura emblemática del cine galo como Gerard Philippe, Alain Delon, Michel Piccoli o Gérard Depardieu y más. El delator, Leon Morin, sacerdote, El ladrón de París, Pierrot El loco, Stavisky, El profesional, Borsalino, El animal, Los miserables, Quizás y decenas de películas más lo comprueban.

 

Hoy en día lo que representó en su momento Sin aliento continúa vigente: la frialdad, la intelectualidad y la tristeza de la bellísima Jean Seberg, el fatalismo romántico y la ingenuidad casi infantil de Belmondo imitando a Bogart pasando su dedo por los labios, sus escapadas para huir de la policía y sobre todo su carrera final donde inevitablemente será abatido. Las referencias cargadas de cinefilia: “Vivir peligrosamente hasta el fin” o de intelectualismo: -“¿Conoces a William Faulkner?”, le comenta Patricia y Michel responde: – “No. ¿Es alguien con quien te acostaste?”… Los escenarios naturales: calles, cafés, evitando el Estudio de cine y las luces de reflectores, incluyendo al propio Belmondo o a Seberg hablando a cámara en rompimientos Brechtianos, en una trama que se iba reconstruyendo cada día de rodaje. Sin aliento es una de las obras maestras de la pantalla, una experiencia sensible y dolorosa como lo es su bellísima banda sonora a cargo del jazzista francés Martial Solal cuya melancolía y fuerza impregna toda la trama. Un relato único e irrepetible del que siempre se podrá decir algo nuevo.

 

RAFAEL AVIÑA

15 de septiembre 2021

Centro Histórico de la Ciudad de México

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s