ANTES Y DESPUÉS

Before and After, Estados Unidos, 1996

AntesyDespues1

Dirección. Barbet Schroeder/ Guión. Ted Tally, inspirado en la novela de Rosellen Brown/ Fotografía en color. Luciano Tovoli/ Música. Howard Shore/ Edición. Lee Percy/ Diseño de Producción. Stuart Wurtzel/ Dirección de arte. Steve Saklad/ Vestuario. Ann Roth/ Producción. Susan Hoffman, Barbet Schroeder, Chris Brigham, Caravan Pictures, Hollywood Pictures/ Con. Liam Neeson (Ben Ryan), Meryl Streep (Carolyn Ryan), Edward Furlong (Jacob Ryan), Julia Weldon (Judith Ryan), Alfred Molina (Panos Demeris), John Heard (Wendel Bye), Allison Follan (Martha Taverner), Daniel von Bargen (Frank Cocklin), Ann Magnuson (Terry Taverner), Kailulani Lee (Fiscal Marian Raynor)/ Duración.108 mins.

SINOPSIS

Tras el escalofriante descubrimiento del cadáver de una jovencita, las sospechas de la policía recaen sobre su novio, el hijo de la respetada pediatra del pueblo… Para el matrimonio integrado por Carolyn y Ben Ryan habrá siempre un antes y un después luego de la muerte violenta de Martha Taverner la novia de Jacob, el hijo adolescente de la pareja. La desaparición del muchacho acrecienta la desconfianza sobre la autoría del crimen. Policía, abogados, medios de comunicación, no tienen dudas al respecto; pero los padres y la hermana pequeña Judith, se debaten torturados por el pensamiento de que Jacob pueda ser un asesino. Carcomidos por la duda deben decidir hasta dónde pueden llegar para salvar al muchacho de la justicia. Dos posiciones chocan: la defensa de Jacob que trata de liberarlo de la sospecha, aun si fuera culpable. Otra, la verdad desnuda: confiar en la inocencia del muchacho y en que se hará justicia (con información de aceprensa)

Antes y después era en ese momento, otro de los eficaces trabajos del cineasta suizo-iraní Barbet Schroeder en Hollywood como lo mostraba: Mariposa de bar, Mujer soltera busca, El beso de la muerte, Medidas desesperadas y Cálculo mortal. Un recorrido angustioso por temas cotidianos como la familia, la crisis adolescente, el crimen, la justicia y la verdad.

 

Nacido en Teherán en 1941, Barbet Schroeder, ex crítico de la afamada revista Cahiers du Cinema, filósofo de profesión y productor de realizadores como Eric Rohmer, Jacques Rivette, Marguerite Duras y Wim Wenders. Responsable desde sus inicio de un cine con claras intenciones documentales eligió los excesos de la droga en Más/More (1968); una suerte de filme experimental sobre la juventud, la delincuencia y la droga como antecedente de La virgen de los sicarios (2000), rodada en Medellín de manera independiente. Narraba la historia de amor obsesivo y destructivo entre un joven europeo y una jovencita estadunidense en París con música de Pink Floyd.

      En 1972 filma El valle con la atractiva Bulle Ogier como la esposa del embajador de Francia en Austria, quien se une a un grupo de hippies para explorar una utopía en un paradisíaco valle de Nueva Guinea con una increíble fotografía de Néstor Almendros. Más intrigante aún, resultó Idi Amin Dada (1974), donde explotó de manera escalofriante, la narcisista personalidad del sanguinario general y dictador ugandés. En 1975, Schroeder llevó ese estado de posesión a los entretelones del sexo masoquista en Maitresse (1975), sobre el encuentro entre un ladrón (un joven Gérard Depardieu  que venía de filmar Les Valseuses) y una misteriosa y experta en técnicas de perversión (Bulle Ogier).

       En Koko, el gorila que habla (1977) emprendió otro de sus intrigantes documentales a partir de las experiencias de Penny Paterson con sordomudos y Los tramposos/ Les Tricheurs (1983) de nuevo con Bulle Ogier, una comedia dramática ambientada en un casino con personajes obsesionados por el juego. Para 1987 se traslada a los Estados Unidos donde iniciaría una atractiva carrera generando inteligentes tratamientos a fórmulas y géneros probados en Hollywood, a partir de su intenso retrato sobre la personalidad marginal y extrema del escritor Charles Bukowski y su obra en Barfly/ Mariposa de bar, excepcionalmente protagonizada por Mickey Rourke y Faye Dunaway.

           La conciencia criminal a partir de una historia real, tema que seguirá explotando, es la base de su segunda película en Hollywood: El misterio Von Bulow (1990), con Jeremy Irons, como el aristócrata alemán acusado de asesinar a su mujer (Glenn Close), seguida de Mujer soltera busca 1992), en la que analizaba el desdoblamiento de personalidad a través de un thriller paranoico. En 1995 realiza el inquietante y sicótico remake de un clásico del cine negro: El beso de la muerte (Henry Hathaway, 1947), en el que relabora la visión desesperanzada del individuo enfrentado al sistema y arrojado a un mundo convulsionado del que parece imposible salir con David Caruso y Nicolas Cage.

         Seguido por Antes y después y el relato de suspenso psicópata Medidas desesperadas (1998) con Michael Keaton serial killer unido a un policía desesperado que encarna Andy García. Después de la exhaustiva experiencia de amor, muerte y narcotráfico, que significó La virgen de los sicarios, Barbet Schroeder regresó a Estados Unidos para filmar Cálculo mortal (2002), thriller policiaco, producido y protagonizado por Sandra Bullock, que exploraba otra faceta de sus temas preferidos: crimen y adolescencia, actualizando el añejo y terrible caso de Leopold y Loeb, mostrando como en toda su obra, un estilo sobrio, elegante y personal en el que ha evitado al máximo las fórmulas hollywoodenses.

 

 

En Antes y después, a partir de un intenso guión del oscareado Ted Tally (El silencio de los inocentes, 1990) y un sobrio trabajo histriónico de un elenco encabezado por las estrellas Liam Neeson y Meryl Streep, Barbet Schroeder consigue una inteligente y terrible reflexión sobre ese instante oscuro que trastoca el destino de un ser humano. Al hospital donde labora la Dra. Carolyn Ryan llega el cuerpo sin vida de Martha Taverner, una adolescente de la comunidad en un pueblo de Massachusetts, a quien le han destrozado la cara y las sospechas apuntan hacia el taciturno Jacob su hijo y de un artista plástico de la región que trabaja con desechos industriales.

    El hijo desaparece, la hermana menor ve a éste con temor y recelo, la madre teme por la vida de aquel y el padre se apresura a quemar las evidencias: un gato mecánico ensangrentado al igual que unos guantes ocultos en la cajuela de su auto. De pronto, el filme se convierte en una paráfrasis de El rapto (George Sluizer, 1993) -la pareja se dedica a llenar el pueblo de carteles con el rostro de su hijo-, sin embargo, una vuelta de tuerca aproxima el relato a Libertad en el corazón (Martin Bell, 1992) con el mismo Edward Furlong y Jeff Bridges para mostrar la difícil relación entre padre e hijo y lo complicado que suele ser la verdad.

         En breve, sale a relucir la historia de Martha, la golfa adolescente del pueblo, embarazada de otro joven y su acoso verbal contra Jacob -muy en deuda con la Laura Palmer (Sheryl Lee), de la exitosa serie de esos años noventa: Twin Peaks de David Lynch y Mark Fost-. A su vez, la amarga discusión y el fatal accidente entre Jacob y Martha que se convierte en un asesinato no premeditado y la madre decide entonces apostar por la verdad pese a la negativa del padre y del abogado griego que encarna con gran eficacia Alfred Molina.

      Como sucede en su fascinante El misterio Von Bulow y en El beso de la muerte, Schroeder se sumerge en la ambigüedad de la ética, la justicia y en ese imperceptible momento que puede desbaratar cualquier futuro. Tally, el guionista, más cerca de El silencio de los inocentes y muy alejado de su mediocre guión para La jurado (Brian Gibson, 1995), conduce a sus personajes por una ruta difícil y dolorosa para hacerles sufrir en carne propia los errores de la sociedad. Jacob Ryan es la víctima perfecta del sistema: el adolescente que pierde credibilidad y se convierte en el pequeño monstruo en un mundo convulsionado por la violencia.

 

RAFAEL AVIÑA

Centro Histórico de la Ciudad de México

16 de julio 2021

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s