MI PERRO TONTO

(Mon chien stupide, Francia- Bélgica, 2019)

Dirección. Yvan Attal/ Guión. Dean Craig, Yaël Langmann, Stéphane Guillon, inspirados en una novela de John Fante/ Fotografía en color. Rémy Chevrin/ Edición. Célia Lafitedupont/ Música. Brad Mehldau/ Dirección de arte. Samuel Deshors y Catherine Bourgeois/ Diseño de Producción. Samuel Deshors/ Vestuario. Carine Sarfati/ Producción. Same Player, Montauk Films, Good Time Productions, Florian Genetet-Morel, Georges Kern, Vincent Roget, Genevieve Lemal, Gala Vafra Eiriz/ Con. Yvan Attal (Henri Mohen), Charlotte Gainbourg (Cécile Mohen), Eric Ruf (Profesor Mazard), Pascale Arbillot (Louise Brevart, la editora parisina), Ben Attal (Raphael Mohen), Adele Wismes (Pauline Mohen), Pablo Venzal (Noé Mohen), Panayotis Pascot (Gaspard Mohen), Oscar Copp (Hugues, novio de Pauline), Lola Marios-Bigard (Marie-Elise, la stripper)/ Duración. 106 mins.

SINOPSIS

Henri Mohen es un escritor que consiguió un éxito de librería 25 años atrás a la edad de 30 años, con el que logró hacerse de una bella casona frente al mar con 200 hectáreas de terreno, en la Región de Nueva Aquitania, muy cerca de Vizcaya, España, Burdeos y el Valle del Loira en Francia. Hoy con 55 años a cuestas, maneja un automóvil deportivo y vive holgadamente de un adelanto de una editorial y de la hechura de algunos guiones para películas mediocres. No obstante, se siente como un total fracasado. ¿Y quiénes son las personas responsables de sus emociones destruidas, su abstinencia sexual, su falta de inspiración y su dolor de espalda? Para Mohen, el problema de su actual bloqueo creativo y su crisis permanente, radica en su familia: Cecile, su esposa, ex brillante alumna de Literatura que un tiempo lo abandonó por un estudiante y regresó con él para compartir su casa, así como sus cuatro hijos con ella: Raphael, quien consume marihuana, tiene una relación con una stripper y ha abandonado la escuela, Gaspard fanático del surf que lucha por ir a las competencias del equipo universitario pero sus bajas calificaciones se lo impiden ya que su madre le hace los reportes literarios y el profesor lo descubre. Pauline, chica sensible con un novio, Hugues con quien planea vivir juntos y Noe, joven inteligente que colabora de manera clandestina en un grupo de choque ecologista. A ello, se suma la muerte de su perro bull terrier, Marcello, asesinado por un perro doberman, de una casa vecina llamado Rommel.

        Henri es prácticamente un cero a la izquierda en su casa, sólo sirve para dar dinero, aguantar a su familia y soltar frases hirientes o irónicas a su mujer y a sus hijos a pesar de que en el fondo todos se quieren. Justo en el momento crítico en el que hace un balance de su vida, de todas las mujeres que nunca volverá a tener, y de todos los automóviles que nunca conducirá… un perro enorme, maleducado y fácilmente excitable de raza mastín napolitano que no duda en fornicar con todo macho (hombre u animal) que se cruza en su camino, se instala en su casa. A pesar de los intentos de toda su familia por echarlo, y que el amor incondicional de su mujer comience a flaquear, y que sus propios hijos empiezan a vivir sus propias crisis y a madurar a golpes de la vida, este perro al que Noe adopta y decide llamarlo “Estúpido” se convierte en el nuevo mejor amigo de Henri y le ayudará a entender que en la adaptación al cambio está su verdadera felicidad. Poco a poco los hijos empezarán a irse por diversas circunstancias, incluyendo su mujer que termina teniendo un amorío con el profesor de Gaspard, incluso su perro Estúpido se extravía. Ahí, en medio de ese caos emocional recupera la fuerza y la sinceridad para escribir de su propio fracaso y de sus emociones vulneradas.

 

Película participante del Tour de cine francés 2020, cuya historia es la adaptación de la novela de John Fante, Al este de Roma/Mi perro idiota (Anagrama), publicada en 1985, dos años después de la muerte de Fante, que se desarrolla en los años sesenta en California y que el realizador Yvan Attal actualiza y ambienta en la región de Aquitania cerca de Burdeos en la frontera entre del País Vasco español y Francia.

 

“El director Claude Berri me propuso la adaptación hace cerca de 20 años, después de que dirigí Mi mujer es una actriz (2001). Él no hablaba inglés lo suficientemente bien para hacerla en Hollywood, con actores americanos, y pensó en mí. La leí, y la verdad es que no acabé de conectar. Puede que fuese porque todavía no era lo suficientemente maduro, porque todavía no me había enfrentado a la crisis, o a las crisis, de los cincuenta años de edad. Todavía no llevaba 28 años casado con la misma mujer, no tenía tres hijos, y los problemas que reflejaba la novela no me decían nada. ¡No sabía lo que se me venía encima! Me volvieron a proponer la adaptación y la releí, esta vez rodeado de mi familia. Y no pude más que identificarme totalmente con este escritor que sólo había hecho un best-seller, y luego nada. Un tipo completamente amargado, desgastado, invadido por sus hijos. Esta vez, me pareció que podía ser muy divertido…” –Entrevista con Yvan Attal, Lahiguera.net-

 

 

 

John Fante

(Denver, Colorado, 1909, Los Ángeles, California, 1983). Hijo de emigrantes italianos de procedencia muy humilde, Fante trabajó como guionista en Hollywood en cintas como: Senderos opuestos (Alfred E. Green, 1940) Todo es verdad (Orson Welles y Norman Foster, 1943), Jeanne Eagels (George Sidney, 1957), El santo renuente (Edward Dymitryk, 1962), la serie de tv Maya (John Berry, 1966), entre otros. Y al mismo tiempo, dedicó su vida a la literatura, aunque sólo alcanzó reconocimiento de crítica y público después de su muerte. Su ha sido comparada con la de escritores como Knut Hamsun, Dostoievski, Nathanael West, Raymond Carver y Charles Bukowski. Publicada originalmente como un extenso relato, Al este de Roma/ Mi perro Idiota, tiene todos los elementos de las mejores novelas de Fante.

 

 

 

Actor de filmes franceses como: Retratos chinos, Mis amigos, Mi mujer es una actriz, La serpiente, Partir o Mi niña, así como de algunas cintas hollywoodenses: La intérprete, Munich, Una pareja explosiva 3, o Vigilando a Jean Seberg, Yvan Attal oriundo de Israel afincado desde muy joven en Francia ha combinado la actuación con la realización y la hechura de guiones para sus propias películas en las que por regla general habla de la vida en pareja y del milagro que supone estar tanto tiempo juntos, como de los accidentes que podrían haber sucedido y el riesgo del desgaste. Así lo muestran: Mi mujer es una actriz, Y vivieron felices para siempre, uno de los segmentos de Nueva York te amo, No molestar, Los judíos, El brío y sobre todo: Mi perro tonto, su mejor trabajo, en la que toca además los tópicos de la autoridad paterna, el fracaso personal y los lazos familiares de ese protagonista cincuentón que vive a orillas del mar con su mujer y sus cuatro hijos, que lo sacan de quicio y ese gigantesco perro que se excita a la primera de cambio, lo transforma, en un relato que resulta a la vez: divertido, irónico, conmovedor y esperanzador.

         Henri es descrito por Cecile su mujer, como un tipo perezoso, arrogante, egocéntrico y estúpido. Un escritor acabado, al que toda su familia arrastra a la locura, y que fantasea con desembarazarse de ellos. Lo curioso, es que el gran protagonista de Mi perro tonto que encarna el propio realizador, cuya verdadera esposa es la propia Charlotte Gainbourg, en una suerte de juego de espejos fílmico, está muy alejado del modelo de hoy en día: el héroe positivo que lucha por mejorar en su día a día. Parece todo lo contrario, sin embargo, experimenta a fuerza de sufrir los embates cotidianos y de observar como sus propios hijos y su mujer terminan pasando por lo mismo, un cambio en su actitud y en su manera de ver la vida, que influye además de manera positiva en su propio trabajo como escritor y afirma que: “Los hospitales, las cárceles y las prostitutas, son las escuelas de la vida… o “en los colegios solo enseñan crueldad…”.

          Cada vez que uno de sus hijos abandona la casa, Henri cuenta “menos uno”. En una época en la que las parejas sueñan con sumar niños, él los resta sin piedad. Así como una mujer que ya no puede aguantarlo y que lo enfrenta de diversas maneras: silencio absoluto, abstinencia sexual, evasión a través de la literatura. En ese sentido, Mi perro tonto resulta una apuesta muy inteligente para hablar de la actual corrección política, lo que ayuda a darle una mayor amplitud de miras a esta suerte de comedia negra y drama familiar: El propio Yvan Attal lo explica así: “Esa sensación de que te están robando la vida no es algo de lo que poder sentirse orgulloso, pero también es humano. Ese tipo de emociones casi incalificables o incluso inadmisibles, me interesan y, de alguna manera, me emocionan. En cuanto a la corrección política, la época manda, y no podía adaptar Fante literalmente. En la novela hay una violación conyugal. La mujer vomita, está a punto de desmayarse, y él aprovecha para violarla. Esas páginas son complicadas de mostrar en la pantalla hoy en día, por supuesto, y yo tampoco lo he hecho…Lo políticamente correcto ha acabado por imponerse. En cualquier caso, yo he disfrutado mucho encarnando a Henri, un tipo que ya está de vuelta de todo…”

El perro Estúpido, es un fracasado, como el propio personaje protagónico. Nadie lo quiere. Todo mundo le saca la vuelta. Resulta irritante, es patético y da asco. Pero está siempre listo para iniciar algo; una pulsión de vida que hace tiempo que abandonó a Henri. Estúpido lucha, ataca, su libido es excesivo. Todo ello, consigue que Henri logré enfocarse de nuevo, que ordene sus ideas, su vida, su propia casa y que entienda la importante huella que sus hijos y su mujer han dejado en él, en sus emociones y en su inteligencia creadora, de ahí ese bello final con el que concluye además, la nueva novela que Henri escribe desde el fondo de su alma, aderezado con el hermoso piano del célebre jazzista estadunidense Brad Mehldau, responsable de la banda sonora de un filme sincero y humano, incluyendo su versión de Y la amo de Lennon y McCartney.

 

RAFAEL AVIÑA

Centro Histórico de la Ciudad de México

26 de enero 2021

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s