DE LIBROS, AMORES Y OTROS MALES

(The Bookshop, Gran Bretaña-Alemania-España-Francia, 2017)

Dirección. Isabel Coixet/ Guion. Isabel Coixet, inspirada en la novela La librería de Penelope Fitzgerald/ Fotografía en color. Jean-Claude Larrieu/ Música. Alfonso de Vilallonga/ Edición. Bernart Aragonés/ Dirección de Arte. Marc Pou/ Diseño de Producción. Llorenc Miquel/ Vestuario. Merce Paloma/ Producción. Diagonal Televisión y A Contracorriente Films, Zephyr Films, One Two Films, con la participación de TVE y Movistar+, Jaume Banacolocha, Joan Bas, Adolfo Blanco, Chris Curling, Albert Sagalés, Jamila Wenske, Sol Bondy/ Con. Emily Mortimer (Florence Green), Patricia Clarkson (señora Violet Gamart), Bill Nighy (señor Brundish), James Lance (Milo North), Frances  Barber (Jessie), Gary Piquer (señor Gill), Charlotte Vega (Kattie), Richard Felix (William), Honor Kneafsey (Christine), Michael Fitzgerald (señor Raven)/ Duración. 113 mins.

SINOPSIS

Ambientada en una tranquila comunidad costera británica hacia 1959, se narra la historia de Florence Green, una mujer joven, alegre, emprendedora y entusiasta, decidida a llevar a cabo el sueño que ella y su fallecido marido concibieron desde que se conocieron: abrir la primera librería en Hardborourgh, pequeño pueblo inglés en Suffolk, alejado de las revoluciones sociales y sexuales que sucedían en los lejanos y grandes centros urbanos como Londres u otras capitales europeas. Con el apoyo de Christine, una niña a la que ha contratado como ayudante, decide rehabilitar una vieja y emblemática casa del pueblo, habitada supuestamente por fantasmas, lo que agitará los sentimientos soterrados de la gente.

        Así, encontrará la oposición de varias personas, entre ellas, la controladora y vengativa señora Violet Gamart, una decana social de la localidad que se sentirá celosamente ofendida por los cambios que el proyecto de la joven recién llegada, representa. Asimismo, Florence entablará una singular relación con el solitario señor Brundish, quien se convertirá en el más fiel lector de los libros que Florence trae al pueblo, entre otros: Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, y la escandalosa novela Lolita, de Vladimir Nabokov, cuya venta en la librería provoca un enorme revuelo entre la gente del pueblo y su mentalidad cerrada y represora.

 

“Un buen libro es la preciosa sangre que da vida al espíritu maestro, embalsamado y atesorado para preservarse más allá de la vida, y como tal, es sin duda un bien necesario” – Penelope Fitzgerald – The Bookshop.

 

 

De libros, amores y otros males obtuvo tres Premios Goya a lo más destacable del cine de España: Mejor película, Dirección y Guion adaptado. Dos Premios Gaudí: Mejor Dirección artística y Mejor música original. El Premio Fénix a Mejor vestuario. A su vez, el Círculo de escritores de cine de España le otorgó los reconocimientos a: Mejor Película, Director, Guion adaptado, Fotografía y Actor de Reparto para Bill Nighy.

 

“Leí la novela de Penelope Fitzgerald hace casi diez años, durante un particularmente verano muy frío en las Islas Británicas. La lectura del libro fue una verdadera revelación: me sentí totalmente transportada al año 1959 y me creí en verdad, de algún modo, esa inocente, dulce e idealista Florence Green. De hecho, lo soy. Me siento profundamente conectada a este personaje como nunca me he sentido con los protagonistas de mis anteriores películas. La gente corre riesgos todos los días, pequeños, peligrosos o seguros: y la mayoría de ellos pasan inadvertidos. Pero, ¿qué pasa cuando no pasan desapercibidos? ¿Y eso cómo refleja el mundo actual que todos habitamos? Hay algo heroico en el personaje de Florence Green, algo simple y familiar. Ella se aventuró por abrir una librería. No le importa ni busca tener el apoyo de su entorno. Simplemente pone empeño y resolución. Como resultado, Florence Green no pasa inadvertida…” –Isabel Coixet, Lahiguera.net-

 

 

Si algo ha demostrado la consistente filmografía de la cineasta barcelonesa Isabel Coixet, es su arrojo para explorar temas de amplio espectro melodramático sin caer en los lugares comunes como fue el caso de La elegida (EU, 2008), inspirada en El animal moribundo (2001) del escritor judío-estadunidense Philip Roth, cuyo protagonista, el maduro y arrogante profesor universitario David Kepesh obsesionado con el sexo, la juventud y la muerte, aparece como figura central en otros dos libros suyos: El pecho y El profesor del deseo.

       Al igual que en La elegida protagonizada por Ben KIngsley como Kepesh y Penélope Cruz en el papel de la atractiva estudiante de origen cubano Consuela (sic) Castillo: su objeto de seducción, los personajes de los filmes de Coixet (Cosas que no te dije, Mi vida sin mí, La vida secreta de las palabras), están inmersos en relaciones amorosas complejas y pulsiones sexuales, o cargan con enfermedades terminales, en historias que evitan el sentimentalismo. Tal y como sucede en su corto Bastille, episodio del filme colectivo: París: te amo (2005), centrado en un hombre que pide el divorcio a su esposa para vivir con su joven y apasionada amante, pero la mujer le comunica que sufre un cáncer que sólo le permitirá unos pocos meses de vida. El hombre decide abandonar todo para atender a su esposa enferma. Su vida experimenta un giro completo al enamorarse de ella por segunda vez. Y es que, la cineasta tiene habilidad para dotar de cierta profundidad emocional a sus criaturas y a sus temas como el miedo a envejecer, a morir, o a amar de verdad. 

 

 

De libros, amores y otros males es el relato de una mujer sola frente al mundo, que intentará reconstruirse después de la muerte de su marido. Un personaje femenino, fuerte, sensible e inteligente que buscará llevar a cabo su ilusión: una librería, sin esperar otro tipo de compensación que la fuerza emocional que vive en ella, en una trama de una simpleza arrolladora pero eficaz: el sueño de la protagonista de montar su librería y un hogar, la villanía y las trabas que Violet tratará de imponer y la aparición de ese personaje extraño y huraño que termina teniendo una complicidad romántica-paternal representado por el señor Brundish. Todo sucede en tiempos de posguerra, en ese escenario idílico, este personaje en apariencia invisible, adquiere una relevancia mayúscula en su intento por tratar de ampliar el pensamiento estrecho de sus vecinos y lo hace a través de un par de libros simbólicos, importantísimos y característicos de esa época. Por una parte Farenheit 451, una alegoría de Ray Bradbury sobre el control de las personas a través de suprimir la cultura y las emociones que significa la literatura y los libros. Y a su vez, el impacto moral de una obra como Lolita de Vladimir Nabokov que dividió la opinión y fue tachada de perversa.

        De alguna manera, la trama es una suerte de metáfora sobre los riesgos y dificultades que hoy en día amenaza a la literatura y a la palabra escrita al enfrentarse a una sociedad burocrática, inculta e ignorante movida por el dinero y la envidia y con la paulatina desaparición de editoriales y la caída de la lectura y de los libros mismos. En efecto, si la palabra escrita desapareciera, como lo plantea Bradbury en Farenheit 451, se esfumarían los valores culturales, sociales y la Historia misma. No es casual que hoy en día, librerías otrora importantes, van desapareciendo por un entorno de consumismo e ignorancia. Un ejemplo, cercano para nosotros: la Antigua Librería Madero en la Calle de Madero, que desapareció cuando la calle se hizo peatonal y el consumismo barato para nuevas generaciones acabó por ahogar los valores históricos y tradición del lugar y de muchos otros cercanos como el Pasaje Iturbide. Por fortuna, don Enrique Fuentes logró reabrir la librería no muy lejos de ahí en Isabel La Católica y San Jerónimo.

         Y sobre el escándalo de Lolita de Nabokov, sus protagonistas son seres marginados por una sociedad que los reprime. 1955 marcaba el lanzamiento internacional de Vladimir Nabokov, escritor ruso afincado en Estados Unidos. Lolita fue en definitiva una conmoción para una sociedad de posguerra que empezaba a preocuparse por la paranoia del comunismo y el poder nuclear. La historia de enamoramiento entre el maduro profesor de Literatura, Humbert Humbert y la niña que se convierte en su hijastra, rebasaba para Nabokov el simple escándalo del incesto y la paidofilia. Se trataba de un juego refinado entre el “nuevo mundo” representado por la adolescente Lolita y el “viejo mundo” europeo del profesor que intenta abrirse a los valores de aquel universo inexplorado con tintes masoquistas. La venta de este libro en la librería de Florence, será la excusa perfecta para intentar hundir su negocio. Y es que Florence se enfrenta a la poderosa élite social sin darse cuenta de que lo ha hecho e inspirará a otros.

          Y aunque al final, la protagonista, pierde en su empeño, ha logrado transmitir su pasión a Christine, la niña que representa esas nuevas generaciones sensibles que aman los libros y es por ello que su personaje narra la historia de De libros, amores y otros males.

 

RAFAEL AVIÑA

Centro Histórico de la Ciudad de México

15 de enero de 2021

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s