TAMPOPO (Tampopo, Japón, 1985)

Dirección. Juzo Itami/ Guión. Juzo Itami/ Fotografía en color. Masaki Tamura/ Música: Kunihiko Murai/ Edición: Akira Suzuki/ Dirección de arte Takeo Kimura/ Diseño de Producción. Takeo Kimura/ Vestuario. Emiko Kogó/ Producción. Seigo Hosogoe, Juzo Itami, Yasushi Tamaoki, New Centuri Productions, Itami Productions/ Con. Tsutomu Yamazaki (Goro), Nobuko Miyamoto (Tampopo), Koji Yakusho (gángster de traje blanco), Ken Watanabe (Gun), Rikiya Yasuoka (Pisuken), Kinzo Sakura (Shohei), Yoshi Kato (el maestro del ramen), Hideji Otaki (el anciano adinerado), Fukumi Kuroda (la amante del gángster), Masahiko Tsugawa (el gerente del supermercado)/ Duración. 120 mins

SINOPSIS

La historia arranca con dos camioneros japoneses que conducen por turnos. El de mayor experiencia es Goro y su joven ayudante es: Gun. Ambos deciden realizar una parada en un típico establecimiento japonés de venta de sopa de fideos o ramen. El lugar no es muy atractivo pero tienen hambre y a pesar de todo, deciden entrar al local y ahí, se ven involucrados en una pelea con gansters locales que intentan agredir al hijo de la mujer que lleva el negocio. Su nombre es Tampopo (que significa Diente de león) y es viuda. Se deshacen de los mafiosos y deciden ayudarla a cocinar los fideos, introduciéndola en el “arte de realización de la sopa ramen”, ya que su sazón es muy malo. Ello, en medio de todo tipo de personajes curiosos y divertidos que frecuentan el restaurante de Tampopo.

 

Curiosa y divertida comedia culinaria con elementos de erotismo que a su vez, homenajea el cine del oeste; un ramen-western, sumamente popular dentro y fuera de Japón, ganadora a los premios de Mejor Edición y Sonido que otorga la Academia de cine japonés y nominada a Mejor Película Extranjera por los Independent Spirit Awards.

 

 

El 21 de diciembre de 1997 el diario El País publicó la siguiente nota necrológica: “El director de cine japonés Juzo Itami, de 64 años mundialmente conocido por sus películas dedicadas a desentrañar y denunciar los aspectos más violentos, oscuros y conflictivos de la vida en el Japón actual, murió la noche del sábado tras lanzarse al vacío desde el octavo piso del edificio donde se encontraba su despacho de trabajo, según informaron fuentes policiales de Tokio ayer, domingo.

“Todo indica que el señor ltami trepó voluntariamente por la alambrada de protección de la azotea de la casa, pues no encontramos ningún indicio de que alguien le condujera allí y después lo arrojase a la calle”, declaró un portavoz de la policía de Tokio, donde la muerte del cineasta ha conmocionado no sólo los ambientes culturales y profesionales del cine, sino también a la opinión pública, pues era un personaje muy popular en su país. En Japón se especuló ayer sobre las posibles causas del suicidio, y entre ellas se barajó la de una depresión provocada por su relación con una joven actriz de 26 años, aireada los últimos días por la prensa amarilla y capturada por imágenes de paparazzi”…

 

…Las tradiciones gastronómicas como alegoría de las relaciones humanas, al igual que la comida y la preparación de ésta como ritual filosófico y costumbrista, incluso de iniciación erótica, ha dado pie a todo tipo de relatos cinematográficos donde se mezclan alimentos, pasiones humanas e imágenes evocadoras, preparadas como un platillo exótico. Ejemplos sobran: El perfume de la papaya verde, Jamón, Jamón, Comer, beber y amar, El cocinero, el ladrón, su esposa y su amante, La gran comilona, Las mujeres arriba El festín de Babette, El sabor de la vida, Comer, beber y amar y muchísimas más que incluyen relatos mexicanos como: Tacos joven, Acá las tortas, Café de chinos, Tacos al carbón y por supuesto, Como agua para chocolate. Es decir, historias condimentadas con realismo mágico, fascinación culinaria y apuestas multiculturales, como es el caso de la exitosa cinta nipona Tampopo, comedia negra que consigue superar el simple tema gastronómico para instalarse en una sensible y agradable fábula moral con un toques de sensualidad y referencias al western estadunidense.

 

Juzo Itami oriundo de Kioto, fue hijo de Mansaku Itami, renombrado realizador cinematográfico, además de guionista y ensayista. Juzo asistió a la secundaria de Matsuyama, donde entabló amistad con el posteriormente célebre escritor Kenzaburo Oe. De franca actitud rebelde, es expulsado de la escuela en su adolescencia, hecho que le impide ingresar a la Universidad. En 1960 se va a Tokio y comienza a trabajar como actor para el estudio de producción Dalei, donde participa en sus primeras películas. En 1969 se casa en segundas nupcias con Nobuko Miyamoto, protagonista de Tampopo y de varias películas suyas.

Sus filmes mantienen un carácter satírico que intenta ridiculizar mediante la comedia los usos, las costumbres y las instituciones del Japón de finales del siglo XX. Ese estilo mordaz, ácido y desmitificador le granjeó alguna que otra enemistad, razón por la que un grupo de yakuzas atacó e hirió de gravedad a Itami a la entrada de su domicilio tras el estreno de su película Minbo el arte de la extorsión (1992), que habla del tema de la extorsión y la violencia de estos grupos criminales. Las causas de su aparente suicidio nunca se esclarecieron del todo, ya que existen sospechas de que fue asesinado por yakuzas o alguna secta religiosa como las que él caricaturiza en su última película: La mujer del programa de protección policial (1997). Este hecho, le sirvió de inspiración a su amigo y cuñado Kenzaburo Oe, premio Nobel de literatura en 1994, para escribir su novela Renacimiento…

 

“Tampopo, con sus vaqueros amantes de los fideos, una banda de enófilos sin hogar con coro griego y referencias culinarias eurocéntricas, es indiscutiblemente una película multicultural y humanista. Incluso si parte de la comida todavía parece extranjera treinta años después del lanzamiento de la película, su política social liberal —incluida, culturalmente diversa y sexualmente liberada— probablemente resonará con muchos de los televidentes estadounidenses de hoy, especialmente en un momento de nuestra historia cuando el inminente El dominio de una cultura extranjera es uno de los muchos espectros planteados por la derecha en defensa de una nueva generación de nacionalismo…”. –cerosetenta.uniandes.edu.co-

 

A partir de un eficaz trabajo fotográfico y una edición muy atractiva que le otorga un ritmo peculiar, la película de Itami parece partir de westerns clásicos como: Shane, el desconocido (George Stevens,1953) con Alan Ladd y Jean Arthur, sobre un pistolero que defiende a un matrimonio y a su hijo de un terrateniente que contrata a un asesino a sueldo para arrebatarles sus tierras en el Wyoming de fines del siglo XIX, o Siete hombres y un destino/ Los siete magníficos (John Sturges, 1960) sobre un grupo de pistoleros que defienden a un poblado de indios mexicanos asolados por unos bandidos y filmada por cierto en Tepoztlán, Morelos e inspirada en la gran cinta japonesa de Akira Kurosawa,  Los siete samuráis (1954). No en balde, Goro, el protagonista masculino, porta siempre su sombrero como vaquero del viejo oeste y enfrenta sus peleas como si de un duelo se tratara.

Se trata de un relato sensible, original y divertido que explora con inteligencia temas como la muerte, el sexo y la comida. Después de Tampopo, los restaurantes especializados en sopa ramen se hicieron famosos ya que muchos turistas acudían a ellos motivados sólo por la película, aunque ningún restaurante de la película está claramente identificado. La cinta es mencionada con frecuencia como una referencia de la cultura japonesa y de su cocina, en el que muestra una tradición en la cultura culinaria.

 

 

Rafael Aviña

Centro Histórico de la Ciudad de México

16 de agosto de 2020.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s