SIN AMOR (Nelyubov/ Loveless, Rusia-Francia-Alemania-Bélgica, 2017)

Dirección. Andréi Zvyagintsev/ Guión. Andréi Zvyagintsev y Oleg Negin/ Fotografía en color. Mijail Kritchman / Música. Sasha y Evgueni Galperine/ Edición. Anna Mass/ Diseño de Producción. Andréi Ponkratov/ Dirección de arte. Andréi Ponkratov/ Vestuario. Anna Bartuli/ Producción. Why No Production, Pascal Cauchetex, Gleb Fetisov, Sergei Melkumov, Olivier Peré y Alexander Rodnyansky/ Con. Maryana Spivak (Zhenia), Aleksey Rozin (Boris), Matvey Novikov (Aliosha), Marina Vasileva (Masha), Andris Keiss (Anton), Aleksey Fateev (Iván), Natalya Potapova (la madre de Zhenia), Anna Gulyarenko (la madre de Masha), Tatyana Ryabokon (la oficial)/ Duración. 121 mins.

SINOPSIS

Zhenia y Boris se encuentran medio de un amargo divorcio de constantes enfrentamientos y humillaciones, en el que prima el resentimiento, la frustración y las recriminaciones. Los dos se han embarcado en una nueva vida: ella desea continuar su camino con un amante mayor. Él, tiene ya una relación con una joven que espera un hijo suyo y esperan con impaciencia el momento en que puedan liberarse el uno del otro y empezar de nuevo, incluso si eso implica abandonar a su hijo Aliosha, de doce años, que ambos rechazan y a quien nunca toman en cuenta. No obstante, deben aunar fuerzas para encontrarlo, cuando Aliosha desaparece sin dejar rastro alguno, luego de ser testigo de otra de sus terribles discusiones. Zhenia saca a relucir su rechazo por ese niño no deseado en su momento y antes de su desaparición quiere enviarlo a un reformatorio y el padre sólo desea que su jefe, un hombre cristiano y ortodoxo no se entere de ese desliz matrimonial que implicaría su despido. La policía pasa de la incredulidad ante la denuncia rutinaria a la alarma absoluta y la búsqueda exhaustiva cuando la ausencia de pistas es inminente.

 

 

Sin amor obtuvo el Premio del Jurado en el Festival de Cannes. Ganadora de los galardones a Mejor Fotografía y Banda Sonora a lo Mejor del Cine Europeo. Nominada al Óscar y al Globo de Oro a la Mejor Cinta de Habla no Inglesa.

 

 

“El cine no es nacionalista, no tiene fronteras. No me intereso por un cine concreto, como puede ser el cine ruso, estadounidense, francés o alemán. Me interesan los directores que hacen buenas películas, poco importa la escuela nacional en la que han estudiado. Un buen realizador atrae a un público universal, su cine se entenderá en Rusia, Estados Unidos y cualquier otro país. Si mis películas son aceptadas y entendidas en Occidente, significa que hablo un idioma común para personas de diferentes nacionalidades”. -Andréi Zvyagintsev, Lahiguera.com-

 

 

Sin amor resulta una devastadora y brutal alegoría intimista, social y política de ese gran cineasta ruso contemporáneo que es Andréi Zvyagintsev (El regreso, Elena, Leviatán). La historia de un matrimonio en disputa quienes intentan rehacer sus vidas con nuevas parejas y en medio de ellos, su hijo, un niño desatendido en lo absoluto, que resulta una suerte de incómodo objeto entre ambos que un día desaparece de la nada, la carga que para sus padres representa Aliosha es lo que los separa de la “felicidad”.

Luego de su debut con El regreso (2003) ganadora en el Festival de Venecia, centrado en el tema de la ausencia paterna que marca de manera absoluta la personalidad de los hijos, dirige El destierro (2007), estrenada en el Festival Cannes, ganadora del Premio a la Mejor Actuación para Konstantin Lavronenko, quien hiciera el papel del padre en El regreso. En 2008 realizó el corto Apocrypha en Estados Unidos, originalmente integrante de uno de los fragmentos de Nueva York, te amo. En 2014 realiza Leviatán/ Leviathan sombría historia sobre la corrupción y la violencia de tintes bíblicos nominada al Oscar a Mejor Película de habla no inglesa. Ganadora del Globo de Oro a Mejor Película de habla no inglesa y Ganadora del Premio a Mejor Guión en el Festival de Cannes donde fue nominada a la Palma de Oro.

 

“Me gustaría decir que existe un paralelismo entre Sin amor y Secretos de un matrimonio, de Ingmar Bergman, trasplantado a otra época y con personajes diferentes: gente citadina carentes de complejos y de dudas, la típica pareja de clase media: “Cambiaré de vida. No volveré a cometer los mismos errores que me llevaron a vivir semejante decepción. Empezaré desde cero”. Eso piensan las personas que culpan a otras de sus fracasos. Pero solo es posible cambiarse a sí mismo. Entonces, el mundo que nos rodea volverá a brillar, y tal vez lo único que lo haga posible sea una terrible pérdida”.

“La idea de Sin amor nació de esto. Debo reconocer que la miniserie de Bergman me apasiona desde hace mucho. Hablé con Oleg Neguin, con el que escribo todos los guiones de mis películas, de la posibilidad de examinar una crisis matrimonial en la que una pareja, al cabo de vivir diez o doce años juntos, descubre que no puede seguir. Decidimos construirlo en torno a un acontecimiento que supera todas las contradicciones de los personajes: la desaparición de su hijo.- Andréi Zvyagintsev, Lahiguera.com-

 

 

En Sin amor como en sus trabajos previos, Andréi Zvyagintsev convierte a sus personajes en representantes de figuras sociales de la compleja Rusia actual: un país decepcionado de su pasado que desea seguir adelante, comenzar de nuevo y olvidarse de los problemas (por ejemplo las imágenes de Ucrania). La escena final de Zhenia en la caminadora y portando el nombre de su país en su chaqueta deportiva es muy sintomática, como lo es la hija de Anton que vive en Portugal y que sólo se comunica con su padre por Skype, así como el desinterés absoluto de Masha, la nueva pareja de Boris, por Aliosha el hijo desaparecido. A ello contribuye también una estética brutal y desoladora como serían las escenas iniciales y finales en la nieve y sobre todo en el hospital y en el depósito de cadáveres.

Sin amor tiene momentos terriblemente dramáticos como lo es justo la violencia que Zhenia ejerce contra su marido en la Morgue, o la discusión de ésta con su madre, una de las secuencias más duras de la película. No obstante, también resultan brutales las escenas donde la madre, Zhenia, insulta a su hijo llamándole enclenque o débil, a la hora del desayuno sin ni siquiera mirarlo y consultando obsesivamente su celular. O aquella del breve interrogatorio al amigo de Aliosha a cargo del jefe de policía encargado.

 

 

“Nuestra época posmoderna está habitada por una sociedad posindustrial inundada constantemente por un flujo de información destinada a personas con un mínimo interés hacia los demás, excepto por si les son útiles. Hoy en día, nadie piensa en nadie. La única forma de salir de esta tremenda indiferencia es dedicarse a otros, incluso si son extraños, como hace el coordinador del grupo de búsqueda que rastrea la zona en busca del niño desaparecido. No lo hace para obtener una recompensa, sino porque es su objetivo. Y por eso, cada uno de sus actos tiene un significado. Solo así puede uno luchar contra la deshumanización y la confusión del mundo actual”. – Andréi Zvyagintsev, Lahiguera.com-

 

En Sin amor cada encuadre y cada diálogo está perfectamente cuidado para mostrar esa falta de afecto y solidaridad, ese rechazo humano absoluto, como el diálogo que tiene Zhenia con Anton, su amante, que con seguridad no dudara en desecharla en breve. De hecho, la desaparición parece un alivio para todos: no hay amor, sólo crueldad, odio, rechazo, carencia absoluta de empatía. Una suerte de metáfora social. Un terrible relato sobre el abandono y el hedonismo como alegoría de una nación arribista y cínica.

 

 

RAFAEL AVIÑA

Centro Histórico de la Ciudad de México

25 de junio de 2019

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s