LA ÚLTIMA OLA (Bolgen/ Wave, Noruega, 2016)

Dirección. Roar Uthaug/ Guión. John Kare Raake y Harald Rosenlow-Eeg/ Fotografía en color. John Christian Roselund/ Música. Magnus Beite/ Edición. Christian Siebenherz/ Dirección de arte. Astrid Strom Astrup y Adrian Curelea/ Diseño de Producción. Lina Nordqvist/ Vestuario. Karen Fabritius Gram/ Producción. Martin Surland, Jarle Bjorknes, Tomas Eskilsson, Aire Heidenstrom, Jan Eirik Langoen, Lars Leegaard Maroy, Tor Ole Rognaldsen/ Con. Kristoffer Joner (Kristian Eikjord) Ane Dahl Torp (Idun Karlsen) Jonas Hoff Oftebro (Sondre), Edith Haagenrud-Sande (Julia), Fridtjov Saheim (Arvid), Laila Goody (Margot), Arthur Berning (Jacob), Herman Bernhoft (Georg), Eli Harboe (Vibeke), Siije Breivik (Anna)/ Duración. 105 mins.

SINOPSIS

En 1905 una avalancha provocó un tsunami que sepultó Geiranger en Noruega. Para 1934 un deslizamiento de dos millones de metros cúbicos de roca generó un tsunami en el Fiordo de Tafjord, con un saldo de 47 personas muertas. Estos hechos aún son considerados como unos de los mayores desastres naturales que se han presentado en Noruega. La historia se ubica en Geiranger, un poblado noruego rodeado de montañas inestables. Por ello, el experimentado geólogo Kristian Eikjord y un grupo de profesionales se han encargado por años de monitorear el subsuelo de los fiordos cercanos, en busca de algún movimiento fuera de lo común. Un día Kristian recibe una oferta de trabajo en una región petrolera del país y se dispone a mudarse con su familia, integrada por sus dos hijos (Sondre un adolescente y Julia una niña pequeña) y su esposa Idun que trabaja como recepcionista en un hotel junto al mar. Atormentado por la inquietud y por una especie de sexto sentido, Kristian aplaza la mudanza 24 horas, a pesar de las dudas de los otros científicos y la sorpresa de su familia, harta de sus obsesiones profesionales. Pero este mal presentimiento se va concretando poco a poco cuando unas sacudidas sísmicas provocan una contracción violenta de la roca, creando sin previo aviso un tsunami que romperá contra el pueblo en tan solo 10 minutos. En efecto, Kristian descubre un extraño patrón de movimiento en las montañas que lo hacen alertar a sus ex compañeros de trabajo, quienes al principio no lo toman en serio, sin embargo, lo peor está por llegar: cuando cae el paso de montaña de Åkneset sobre el estrecho fiordo noruego, se crea una violenta ola de 85 metros que amenaza con arrasarlo todo. En medio de ese terrible desastre, el geólogo y su familia luchan por sobrevivir.

 

 

Un trepidante entretenimiento de suspenso y acción con las fórmulas de Hollywood y la sensibilidad y crudeza del cine europeo, que obtuvo los Premios Amanda a lo Mejor del CIne Noruego: Mejor Película, Diseño de Sonido, Efectos Visuales y los galardones del Festival Kosmorama, Noruega. Mejor Producción, Fotografía, Diseño de Producción, Edición y Actor.

 

“Un día los productores me hablaron de Åkerneset, una montaña al oeste de Noruega compuesta en parte por una gran masa inestable que tarde o temprano se derrumbará, cayendo al fiordo de Geiranger y provocando un maremoto. Esta amenaza existe, igual que en esta región —bien conocida por los turistas— existe realmente un centro de vigilancia y alerta. Al productor Martin Surland se le ocurrió en seguida hacer una película sobre este peligro potencial. Reconozco que tenía mis dudas: yo sabía que, con películas como Kon-Tiki o Max Manus, Noruega ha llegado sin duda a tener competencias sólidas en materia de efectos visuales creados por computadora, y esto me tranquilizaba, pero, ¿cómo mantener el suspense, la tensión dramática, una vez que se muestra el tsunami? Por suerte, la compañía de distribución Nordisk Film no tardó en mostrarse favorable, y pudimos llevar a cabo el proyecto” -declaraciones del realizador Roar Uthaug para el portal Cine Europa-

 

 

Roar Uthaug nacido en 1973, es un cineasta atraído por las posibilidades del cine de géneros y las posibilidades que ello conlleva: el trhriller de horror Escalofrío (2006), el relato de fantasía heroica Magic Silver (2009), la cinta de acción medieval Escape (2012), el drama de desastres naturales La última ola (2016) y la nueva  versión de Tom Raider (2018) con Alicia Vikander.

Escalofrío la primera película de Uthaug, con experiencia en el cine publicitario y el videoclip y de quien se dice, realizó su primera película de asesinos a los 13 años con una handycam, se convirtió en una de las cintas más exitosas de Noruega con un tema manido hasta el cansancio, plagado de todos los lugares comunes del género y que sigue con eficacia y mucho oficio, las recetas establecidas, para trazar la pesadilla de cinco jóvenes atrapados en un hotel abandonado en pleno invierno y a merced de un indestructible asesino en serie.

La impactante primera secuencia, tiene la virtud de introducir al espectador desde ese instante, en terrenos de suspenso y paranoia. Lo que sigue, es la breve recreación semi documental –reportajes en prensa y televisión-, de lo que parece ser una suerte de maldición que ensombrece una zona montañosa de Noruega, donde los esquiadores y turistas, han desaparecido, o fallecido en condiciones terribles y misteriosas desde los años setenta, como lo comprueban, ya en época actual, dos parejas y un amigo que se ha roto la pierna en su descenso por una pendiente nevada, lo que los lleva a refugiarse en una desolada posada, que no sólo oculta un espantoso secreto familiar y decenas de pertenencias ajenas, sino un violento asesino que clama venganza.

Varios de estos elementos trazados con enorme habilidad se localizan en La última ola en la que el realizador apostaba por otro subgénero de Hollywood: el cine catastrofista y de desastres y lo hace con enorme eficacia. La cinta abre con imágenes y fotografías reales del siglo pasado, documentando algunos impresionantes desprendimientos de montaña en sus fiordos ocasionando tsunamis que costaron la vida de decenas de personas. La primera parte narra la amenaza que se cierne sobre la bella comunidad de Geiranger, donde un grupo de especialistas monitorea el mínimo desplazamiento de la montaña Akneset; lo que podría ocasionar una ola de 80 metros que en diez minutos arrasaría con todo.

 

“Aunque ya conocía a la mayor parte de los integrantes del equipo. Kristoffer Joner y Ane Dahl Torp, que son muy famosos en Noruega, han rodado juntos muchas veces y forman una pareja creíble. Por eso, me decanté por ellos muy rápidamente; ellos interpretan al geólogo Kristian y a su mujer Idun, atrapados en el epicentro de una verdadera carrera a contrarreloj. En cambio, fueron necesarias muchas audiciones para encontrar a Julia y Sondre, los hijos de esta pareja. No quería dar prioridad a lo espectacular en detrimento de lo humano. Por ejemplo, los colegas de Kristian en el centro de vigilancia, personajes en apariencia secundarios, tienen para mí una importancia real. Son personas normales y humildes que quería mostrar en toda su sencillez. Quiero añadir que la población local nos ha ayudado mucho en el rodaje: durante tres tardes seguidas, 85 extras corrieron incansablemente por Ørneveien, una carretera que bordea el fiordo de Geiranger antes de ascender hacia las cumbres. El entusiasmo con el que participaron me emocionó de verdad” -declaraciones del realizador Roar Uthaug para el portal Cine Europa-

 

Es justo en la segunda mitad donde el filme crece apostando por los elementos conocidos del género en la línea de 2012 o La aventura del Poseidón, mientras la cámara sigue la historia paralela de la pareja protagónica y sus dos hijos: un adolescente que se encuentra en el hotel donde trabaja la madre y el padre que huye con la hija pequeña hacia las colinas cuando estalla la inminente situación de riesgo.

La última ola tiene la capacidad de mantener el suspenso, de crear momentos de emoción cuando se necesitan, de girar hacia el melodrama en el instante adecuado y sobre todo, de obtener una tensión creciente sin caer en el tedio. El tema del padre que regresa en medio de un horror apocalíptico para rescatar a su mujer e hijo evita la cursilería gracias a un eficaz diseño de producción Serie B y en particular, a unos potentes e impactantes efectos especiales en un relato de entretenimiento asegurado que representó a Noruega en los Oscares.

 

RAFAEL AVIÑA

Centro Histórico de la Ciudad de México

28 noviembre 2018

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s