UNA RELACIÓN INTIMA (Une liaison pornographique/ An Affaire of Love, Francia-Bélgica-Suiza-Luxemburgo)

Dirección. Frédéric Fonteyne/ Guión. Philippe Blasband, inspirado en su obra de teatro/ Fotografía en color. Virginie Saint-Martin/ Música. Jeannot Sanavia, André Dziezuk, Marc Mergen/ Edición. Chantal Hymans/ Diseño de Producción. Véronique Sacrez/ Dirección de arte. Marc-Philippe Guerig/ Vestuario. Anne Schotte/ Producción. Patrick Quinet, Rolf Schmid, Claude Waringo/ Con. Nathalie Baye (ella), Sergi López (él), Jacques Viala (entrevistador fuera de cuadro), Paul Pavel (Joseph Lignaux), Sylvie Van den Elsen (Madame Lignaux), Pierre Gerranio (recepcionista del hotel), Hervé Sogne (conductor de ambulancia) Christophe Sermet (empleado del hospital)/ Duración. 77 mins.

SINOPSIS

Un hombre y una mujer relatan a un entrevistador el encuentro que ambos tuvieron poco tiempo atrás. El y Ella, se conocieron por medio de un anuncio de una revista para adultos. El respondió a su anuncio y se encontraron en un café cualquiera de París. Se trataba sólo de sexo: alguien que cumpliera su fantasía: “un asunto pornográfico o una relación íntima”. Ella es delgada, menudita y atractiva. Él no es muy alto pero es atractivo y de origen español. Ella le comenta que ha alquilado una habitación de un hotel cercano. Ella bebe café el pide un cognac para calmar los nervios. Finalmente el asunto se lleva a cabo. No existe aquí el espacio para el cortejo, se trata de una relación exclusivamente sexual; cumplir una fantasía. Ambos deciden seguir viéndose de manera regular todos los jueves e imponen una regla: no hablar de sus vidas, no saben sus nombres, teléfonos, dirección, trabajo. No hay nada que los una más ese encuentro casual cada jueves. Se percatan que congenian muy bien: ríen, platican, se llevan bien en la cama. Ambos son sensibles. Pronto ella le pide que intenten tener sexo normal. Poco a poco empiezan a aflorar las dudas. Tienen un pequeño altercado, pero ambos saben que se han enamorado, él uno del otro y que no pueden vivir separados. Los sentimientos de afecto y cariño crecen día a día. Ella incluso le declara su amor. Un día por azar se encuentran con un anciano que tiene un desmayo en el hotel; le ayudan y él les pide que no llamen a su mujer, sin embargo los de la ambulancia la contactan: ese episodio les sirve para darse cuenta que la vida es sólo una y que es difícil encontrar a la pareja ideal. El dilema se encuentra en tomar la decisión del compromiso. ¿Su miedo al amor les permitirá reconocerlo? No obstante la indecisión y la incertidumbre hacen que decidan separarse pese a que ambos saben en el fondo que no será la mejor decisión.

 

Natalie Baye obtuvo el Premio a la Mejor Actriz y Sergi López el Premio Mejor Actor en el Festival de Venecia. Baye a su vez, fue nominada a Mejor Actriz en los galardones a lo Mejor del Cine Europeo. Una relación íntima ganó el Premio del Público en el Troms Film Festival de Noruega.

 

“En el cine el sexo es el infierno o el paraíso. Nunca un punto medio como en la vida cotidiana” –diálogo de la película-

 

¿Qué clase de amor es aquel que se filtra en una relación íntima, sexual, pornográfica? Quizá se trata del más auténtico; aquel que surge justo en donde nadie imaginaría que aparezca.

 

El guionista Philippe Blasband nació en Therán en 1964; de madre iraní y padre judío-belga. Estudió en Gran Bretaña, Irán, Bélgica y Estados Unidos hasta que la revolución de 1997 le obligó a trasladarse en definitiva a Bélgica. Su obra Una relación íntima ha sido adaptada decenas de veces en el teatro a nivel internacional.

 

 

 

Marlon Brando y Maria Schneider se convirtieron en 1973, en una de las parejas más escandalosas imaginadas por un guionista en la polémica El último tango en París. Él, era un hombre maduro y ella una jovencita desinhibida, ninguno conocía a ciencia cierta la identidad del otro y lo único real en su relación llevada a cabo en un departamento amueblado únicamente con un colchón colocado en el suelo, era su sexualidad extrema, su pasión erótica que rebasaba cualquier asomo de amor o ternura bajo los acordes jazzísticos de Gato Barbieri.

Más de 25 años después, Nathalie Baye y Sergi López sorprenden al espectador con sus pulsiones sexuales en una intrigante reflexión sobre el amor carnal en la epidérmica Una relación íntima del belga Frédéric Fonteyne, la historia de una pareja que se conoce en un café, alquilan una habitación de hotel y se entregan al acto sexual sin miedos ni reservas en encuentros que se repiten hasta que esa relación pornográfica como reza el título original, empieza a quebrantarse cuando consiguen rebasar sin darse cuenta, el simple deseo físico. Un año después de ésta, Intimidad (2000) del francés Patrice Chereau, ganadora en Berlín, intenta seguir ambos modelos, en un relato que no oculta su teatralidad (incluyendo los diálogos) y que resulta incapaz de involucrar al espectador (como si lo hacía El último tango en París y Una relación íntima) con la tensión que provoca, el sexo y el amor, la pasión y el sentimiento.

 

 

El tema del fracaso amoroso en la pantalla se convirtió en una premisa común a partir de los años sesenta a pesar de algunos antecedentes otorgados una década antes, por el cine negro en su fase sicótica. De algún modo, Sin aliento (1959) de Jean-Luc Godard, inauguraba una suerte de nueva y realista temática, en la que va a prevalecer el nihilismo, la desesperanza, la imposibilidad de las relaciones personales y el triunfo del desasosiego emocional sobre la historia de amor condenada irremediablemente al fracaso.

Los rompimientos románticos, la crisis de la pareja, la vehemencia del amor, sus personajes sumidos en un caos de sexualidad, historias ligadas a sentimientos de culpabilidad, frustración sexual y pérdidas físicas y amorosas, van a permear incluso en toda la obra de varios cineastas intrigantes y portentosos como Marco Ferreri, Atom Egoyan o Krzysztof Kieslowski, entre muchos otros, como lo muestran algunas de sus historias insólitas de fracaso amoroso que van de: La última mujer, Adiós macho a Escenas familiares, Partes habladas, No amarás (Breve película sobre el amor), Azul y Rojo.

No obstante, las cinematografías mundiales acentuaron su pesimismo y su ausencia de redención en torno a la imposibilidad del amor conforme se acercaba el nuevo milenio como lo muestran entere otras: Los amantes del Puente Nuevo (Les amants du pont-neuf, 1991) de Leos Carax, que sirvió sin duda para el detonante de una personalidad femenina, protagonista de decenas de relatos sobre el fracaso amoroso: la francesa Juliette Binoche, a partir de una historia terrible y a momentos fascinante, que conseguía rebasar el acercamiento hiperrealista a los vagabundos parisinos para centrar su discurso en un relato de amor frustrado.

El tema del fracaso amoroso, la frustración erótica y los encuentros casuales parecen ser un tópico constante en el más nuevo cine francés: Si te amo cuídate (1998) de Jeanne Labrune, relataba una anómala historia de amor entre una escritora aburguesada, cuarentona e independiente y un tipo semi desempleado de origen turco, vulgar, celoso y machista, de nuevo con la siempre atractiva Nathalie Baye. En La nueva Eva (1998) de Catherine Corsini, la protagonista, una estupenda Karine Viard, es una joven que intenta romper con las tradiciones sociales y familiares hasta que se enamora de un militante socialista, casado y con hijas.

El desliz (Mademoiselle, 2001) el brevísimo encuentro romántico entre dos perfectos desconocidos que tienen que convivir juntos por varias horas, sirve al ex sonidista Philippe Lioret para incidir en el tema de la frustración amorosa con personajes derrotados e insatisfechos. A diferencia de filmes recientes como Romance de Catherine Breillat, la estadunidense Infidelidad de Adrian Lyne y las citadas Una relación íntima e Intimidad, en la que destacan sus escenas eróticas, sus desnudos y su estética sensual y en ocasiones efectista, El desliz en cambio, apuesta por una impecable sobriedad.

 

Una relación íntima es un relato inteligente, sensible y melancólico. Lo más sorprendente, es que tanto Baye como Sergi López están a la altura con sus actuaciones naturalistas y sensitivas. En ese sentido la película de Fonteyne está muy por encima de varios relatos similares ya que crea una plena identificación con el espectador a través de sus diálogos chispeantes, sus momentos eróticos de buen gusto y sus notables actuaciones. Desde la propia secuencia de créditos, el realizador establece el tono epidérmico del relato que inicia con un apasionado encuentro sexual que sirve para crear confianza en una una pareja que se conoce a través del sexo más directo y crudo. Una obra notable.

 

RAFAEL AVIÑA

Prado Coapa

Abril 2017

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s