EL PARTIDO (The Match/ The Beautiful Game, Escocia-Gran Bretaña, 1999)

Dirección. Mick Davis/ Guión. Mick Davis/ Fotografía en color. Witold Stock/ Música. Harry Gregson Williams, P.J. Hanke/ Edición. Kate Williams/ Dirección de arte. Lucinda Thomson/ Diseño de Producción. John Frankish/ Vestuario. Pam Downe/ Producción. Pierce Brosnan, Guymon Casady, Steve Golin, Allan Scott, Chris Symes/ Con. Max Beesley (Wullie Smith), Laura Fraser (Rosemary Bailey),Tom Sizemore (Búfalo, el piloto estadunidense), Ian Holm (Big Tam), Isla Blair (Sheila Bailey), James Cosmo (Billie Bailey), Neil Morrisey (“Vete al Cuerno”, el jugador profesional), Richard E. Grant (El Guapo Gus), David O´Hara (el mecánico), Samantha Fox (Patsy), Iain Robertson (Danny), Pierce Brosnan (John MacGhee, el marido que se fue a hacer fortuna)/ Duración.95 mins.

SINOPSIS

En la pequeña localidad de Inverdoune en los Highlands escoceses, la vida de Wullie, es un joven alegre, sin ambiciones ni perspectivas de vida, lisiado de una pierna, repartidor de leche y obsesionado con el fútbol, que vive con su madre, una mujer traumatizada por un añejo accidente en el que murió John, hermano de Wullie. Todo en su vida transcurre con normalidad hasta que su amada Rosemary Bailey regresa a su hogar después de cinco años de ausencia luego de terminar la universidad. Wullie ha estado enamorado de ella desde niño y envalentonado por su regreso, decide declararse de una vez por todas, aunque no sabe cómo hacerlo.

Al intentar ganarse su corazón, con la ayuda de un ex piloto estadunidense vuelto un borrachín desde que lo abandonó su novia, Wullie se verá implicado en el tradicional partido de fútbol soccer que lleva enfrentado por cien años a los dos únicos bares de la localidad.

Por un lado, se encuentra el Pub de Benny que atiende el anciano Gran Tam. Un lugar al que suele acudir Wullie y una serie de simpáticos perdedores sin oficio que sobreviven en Inverdoune, como Búfalo, o “Vete al cuerno”, ex jugador profesional apodado así porque a todo el mundo que intenta hablarle lo manda al cuerno de inmediato. Por la otra parte, está el Pub L’Bistro, del que es dueño el arrogante y antipático Guapo Gus, quien se siente el galán del pueblo y que pretende a Patsy, esposa de John MacGhee, quien se fue de Inverdoune para hacer fortuna y no ha regresado. El problema es que el equipo del Pub de Benny ha estado integrado siempre por perdedores entusiastas y el Bistro por disciplinados jugadores de soccer, por ello los primeros llevan un record de 99 partidos perdidos en 99 años. Sin embargo, el partido en ciernes es especial ya que se celebra el centenario del pueblo y bajo los términos de la apuesta original, quien gane tendrá un premio exclusivo: conseguirá que su competencia, cierre y entregue su bar, mismo que el Guapo Gus quiere convertir en estacionamiento para el púnico auto del pueblo: el suyo. Las posibilidades de que el Pub de Benny salga ganador resultan prácticamente imposibles y de Wullie conquiste a Rosemary también.

 

 

El partido filme con una muy buena banda sonora de los años sesenta y setenta que incluye canciones como: With a Girl Like You con los Troggs, Celebration con la afamada agrupación Kool & the Gang, o Hot Love con T. Rex, fue filmada enteramente en Escocia y nunca tuvo estreno comercial en nuestro país.

 

 

Nacido en Glasgow en 1961 y criado en una zona de clase obrera en Gorbals, Mick Davis fue un niño enfermizo que sufrió de asma durante su infancia. Cuando superó su afección, trabajó como preparador físico del equipo de fútbol Celtic Football Club donde conoció y se hizo amigo del cantante Rod Stewart, un apasionado partidario del equipo. Más tarde, Davis abandonó el Reino Unido y se fue a Los Ángeles para iniciar una carrera como guionista con el apoyo del cantante. Su primer paso importante en la industria del cine fue el guión de Amor en París secuela de Nueve semanas y media dirigida en 1997 por Anne Goursaud y protagonizada por Mickey Rourke y Agathe de la Fontaine, al que le seguirían el guión de El holandés errante telefilme con Eric Roberts y Rod Steiger y el de Mi reino con Richard Harris, ambos del 2001.

Poco antes, e inspirado en varios de los personajes que conoció durante sus años de infancia en Golbars y en su época de preparador físico del Celtic, consiguió debutar como realizador y guionista con El partido en 1999, un relato que se apegaba a las exitosas comedias sociales británicas de ese momento, en particular Todo o nada/ El Full Monty (1997) de Peter Cattaneo o La camioneta (1996) de Stephen Frears. Protagonizada por el estupendo Robert Carlyle -el De Niro escocés le llaman- Full Monty oculta bajo el barniz de una comedia explosiva la tragedia social británica y su alta tasa de desempleo. Incluso, la estupenda música de fondo compuesta por Ann Dudley refuerza ese tono melancólico y desesperanzado para narrar lo que sucede a partir del cierre de una fábrica en Yorkshire, que deja sin trabajo a casi toda la población masculina. Un joven obrero perderá el derecho de ver a su hijo si no consigue dinero para pagar la pensión familiar a su ex mujer; por ello, se le ocurre integrar un espectáculo de strip-tease junto con otros desempleados. Por su parte, en The Van/ La camioneta el actor irlandés, Colm Meaney, interpreta a un obrero desempleado padre de dos hijos adolescentes, una de ellas madre soltera que decide unirse a su mejor amigo, quien, al ser despedido de su empleo se hace de una destartalada camioneta para vender comida rápida en los alrededores. Sin embargo, lo que parece ser la solución a sus problemas económicos, pronto se convierte en una situación tirante.

En ese sentido El partido en la que se mezcla la comedia romántica, el fútbol soccer, la crítica social sobre la desocupación y la frustración de la época de Margaret Thatcher aunque el filme se realizó en los años de John Mayor como Primer Ministro del reino Unido, y el tema de la superación personal y colectiva, apuesta por una sencillez que transforma lo cotidiano en algo sorprendente y estimulante. Davis y su reparto, ironizan de forma emotiva, simpática y divertida con el inasible sueño del marginado a quien de pronto empieza a sonreírle la fortuna hasta que se percata que existen asuntos más importantes que el dinero o el éxito. Al igual que Cattaneo y Frears, Mick Davis insiste en un relato de crítica social en un registro muy cercano al documental para hacer partícipe al espectador de la realidad de la trama ambientado en bellísimos paisajes de las tierras altas escocesas con una serie de entrañables y divertidos personajes, además de incluir la curiosidad de que su protagonista posee una memoria total y enciclopédica de tácticas de fútbol y estadísticas: por lo tanto, un gestor ideal para el equipo del bar de Benny, sin embargo, Wullie, traumatizada por la muerte de su hermano durante su infancia se niega.

 

Poco después, en 2006, Mick Davis dirigiría la exitosa película biográfica sobre el pintor Amedeo Modigliani protagonizada por Andy García: Modigliani. “…La historia jamás contada de la ácida rivalidad entre Picasso y Modigliani, marcada por la genialidad, la arrogancia y las pasiones. Jeanne Hébuterne es una bella católica, cuyo error fue enamorarse de Modigliani, un judío. El padre de ésta, llevado por el fervor religioso, envía secretamente al hijo de Modigliani y Jeanne, a un convento lejano. Modigliani, tratando de sacar a su familia de la pobreza, se inscribe en el certamen anual de arte y Picasso, guiado por esa rivalidad, se inscribe también” –Sinopsis Film Affinity-

Y en 2013, Mick Davis escribió, produjo y dirigió el cortometraje, Haunting Charles Manson, y al año siguiente, una versión de largometraje de la misma película: Charlie is my darlin´, un psico thriller de humor ácido y negro.

 

Sin duda, Davis pertenece a esa nueva generación de cineastas del Reino Unido que desde los años noventa vienen retratando por igual lo exquisito y lo cotidiano rompiendo los convencionalismos, mirando al pasado para comprender el presente, o sumergiéndose en terribles problemas sociales. Realizadores británicos preocupados por la clase obrera durante los años del thatcherismo de la década de los noventa, en relatos que van de la comedia a la tragedia como aquellos Reyes del ritmo/The Commitments que Alan Parker descubrió en Irlanda, sobre un curioso grupo de soul. Al igual que los títulos realizados por Ken Loach, como: Riff-Raff, Lluvia de piedras, o La canción de Carla. Otras comedias británicas, bajo su disfraz de farsa social ocultan la tragedia del desempleo y la marginación y su repercusión en el núcleo familiar, como lo muestran las citadas: Todo o nada/El Full Monthy de Peter Cattaneo y La camioneta y Esperando al bebé de Stephen Frears. En El partido, un grupo de amigos busca dentro de la crisis social del país, mantener en alto su dignidad ya sea reuniendo dinero en un show travesti o aprovechando la euforia de un último partido de futbol, en una pequeña pero muy divertida fábula sobre la fuerza de grupo, las peripecias del amor y el triunfo de los débiles y los marginados ante la maquinaria individualista y capitalista de una nación feroz como la inglesa de hoy en día.

 

 

RAFAEL AVIÑA

Centro Histórico de la Ciudad de México

26 de abril de 2016

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s