IDENTIDAD PELIGROSA (The Big Lebowski, Estados Unidos-Gran Bretaña, 1998)

Dirección. Joel Coen (y Ethan Coen)/ Guión. Joel y Ethan Coen/ Fotografía en color. Roger Deakins/ Música: Carter Burwell/ Edición: Joel y Ethan Coen bajo el seudónimo de Roderick Jaynes, Tricia Cooks/ Dirección de arte: John Dexter/ Diseño de Producción. Rick Heinrichs/ Vestuario. Mary Zophres/ Producción. Tim Bevan, John Cameron, Eric Fellner, Joel Coen, Ethan Coen/ Con: Jeff Bridges (Jeffrey Lebowski, The Dude), John Goodman (Walter Sobchak), Julianne Moore (Maude Lebowski), Steve Buscemi (Thedore Donald Donny Kerabatsos), David Huddlestione (El Gran Lebowski), Philip Seymour Hoffman (Brandt), Tara Reid (Bunny Lebowski), John Turturro (Jesús Quintana), Ben Gazzara (Jackie Treehorn), Sam Elliott (el desconocido)/ Duración. 112 mins.

SINOPSIS

La acción tiene lugar en Los Ángeles, California a principios de los noventa. Estados Unidos enfrenta a Irak y a su líder Sadam Hussein en la llamada Guerra del Golfo, es el terreno donde se mueven tres amigos muy opuestos pero inseparables a quienes les fascina el juego del boliche y se ven inmersos en una serie de violentas y peligrosas situaciones cuando uno de ellos se ve involucrado en un absurdo escenario criminal. Jeffrey Lebowski quien se hace llamar The Dude o El Fino, es un vago y soltero desempleado, fumador empedernido de marihuana, bebedor compulsivo de rusos blancos (vodka, leche, kahlúa y hielo) y admirador de los Creedence. Walter Walter Sobchak es un veterano de la Guerra de Vietnam, visceral y violento que explota rápidamente, quien ha adoptado el judaísmo por su ex esposa quien parece dominarlo aún. En cambio Donny es un hijo de emigrantes griegos, callado y tímido reprimido por Walter. Y los tres, suelen tener un duelo a muerte en el boliche con un emigrante español Jesús Quintana y sus compañeros. Una noche, dos sujetos, esbirros de un tal Jackie Treehorn, golpean a El Fino y orinan su tapete. Ha sido confundido con un anciano inválido millonario llamado igual que él: Jeffrey Lebowski, cuya esposa, Bunny, es una jovencita ninfómana ex estrella porno que debe miles de dólares a Treehorn, magnate productor del cine pornográfico. El Fino visita a su homónimo en su mansión para reclamar lo del tapete y se lleva una alfombra de la casa y conoce a Bunny, quien es secuestrada en apariencia. El gran Lebowski a través de su asistente Brandt, ofrece una enorme suma a The Dude para que lleve el dinero del rescate. Walter convence a The Dude de que no entreguen el dinero y se lo queden, ya que es evidente que la chica no está secuestrada sino que quiere quedarse con ese dinero. Todo sale mal y reciben un dedo aparentemente de Bunny. Al mismo tiempo Maude Lebowski artista de vanguardia e hija del Gran Lebowski irrumpe con algunos hombres en casa de The Dude y se llevan la alfombra. Lo contacta para decirle que se trata de un objeto familiar que le guarda mucho cariño y le explica que su padre no tiene dinero, que el millón de dólares del rescate pertenece a una fundación que la madre de Maude dejó para ayudar a jóvenes de escasos recursos y ella a su vez le ofrece dinero para que recupere el maletín con el rescate que ha desaparecido del automóvil de El Fino. ¿Bunny realmente está secuestrada. El marido en verdad quiere recuperar a Bunny. El maletín tenía en efecto un millón de dólares. Quienes son los supuestos secuestradores? La última pista del enredo es el encuentro entre el magnate pornógrafo y The Dude, quien ha sido escogido por Maude para concebir un hijo suyo.

 

 

Identidad peligrosa obtuvo recientemente el premio de Preservación trascendental de un filme notable que curiosamente no corrió con el éxito de otras obras de esos brillantes cineastas estadunidenses que revolucionaron el cine independiente y de bajo presupuesto de Hollywood con joyas como ésta, Simplemente sangre, Barton Fink y Fargo, entre otras. A la distancia, The Big Lebowski no sólo se ha convertido en una cinta de culto, sino que proyectó en grande a todos sus protagonistas. Se trata de una curiosa, extravagante y muy inteligente relaboración de los temas característicos de los Coen: el cine negro y los relatos criminales a través de una entretenida y ágil comedia negrísima y violenta con una banda sonora excepcional en la que destaca el tema Lujon una bellísima pieza compuesta por Henry Mancini en 1959 para la serie televisiva Mr. Lucky.

 

 

Un supuesto cadáver bañado en sangre que aún da sus últimos estertores en un terreno en medio de la nada (Simplemente sangre). Matones que bailan grotescamente bajo el siniestro ritmo de una Thompson (De paseo a la muerte). Un brutal gigantón que pasea en su motocicleta a un bebé raptado (Educando a Arizona). Un vendedor de seguros con una endemoniada facilidad para contar historias y que oculta tal vez en una caja una cabeza humana (Barton Fink). Un suicida observado por un inmenso reloj (El apoderado de Hudsucker/ El gran asalto). Un asesino a sueldo que tritura a otro en una moledora de carne (Fargo). Un golpeador que orina una sucia alfombra y desata con ello una extraña persecución chandleriana (Identidad peligrosa).

De Simplemente sangre a Identidad peligrosa, Joel y Ethan Coen, lejos aún de convertirse en verdaderas figuras del Hollywood actual, habían construido hasta ese momento, una de las visiones más ácidas de la sociedad estadunidense. Una épica sanguinolenta y delirante del paria social y el marginado de una ciudad como Los Ángeles o un pueblito perdido en el medio oeste. Ya sea el desempleado sucio y vulgar instalado en la década de los setenta y fanático del boliche, los criminales ambiciosos que piensan salir de pobres con un secuestro jugoso, el gángster segundón y sus conceptos de lealtad, el escritor aterrado ante la hoja en blanco, o el mediocre vendedor de autos que pretende plagiar a su esposa.

 

Actores y actrices fetiche como Frances McDormand -esposa de Joel-, John Turturro, John Goodman, Steve Buscemi, Sol Polito, M. Emmet Walsh y otras figuras notables como: Jeff Bridges, Nicolas Cage, Tim Robbins, Holly Hunter, Jennifer Jason Leigh, o Juliane Moore. Imágenes insólitas que van de un barroquismo noir bajo la batuta del fotógrafo Barry Sonnenfeld a una artificialidad delirante y pegajosa que sólo un artesano como Roger Deakins puede lograr. Y para más, los acordes vibrantes y minimalistas de su extraordinario músico de cabecera Carter Burwell, daban como resultado un brillante trabajo de equipo donde se mezclaba lo sombrío con lo luminoso, lo cómico con lo trágico y donde la sangre puede causar lo mismo hilaridad que horror.

En buena medida, los hermanos Coen han construido su filmografía a partir de los encuentros inesperados; los del hombre común enfrentado a una situación fuera de toda lógica, un tema hitchcockiano por excelencia que los Coen han cultivado, dejando de lado el glamour y la finura del “amo del suspenso” para adentrarse en la cultura de los marginados y sus ambientes sucios, sórdidos y desmadrosos. Para los Coen, cineastas independientes que trabajaban al margen de Hollywood, su obra tenía también como premisa el explosivo encuentro entre el bien y el mal: ya sea el enfrentamiento de un dramaturgo novel contra la maquinaria hollywoodense, los criminales sicópatas contra una maternal policía, o el choque de un magnate del cine porno y un desempleado holgazán.

 

De algún modo, Identidad peligrosa, una trama que mezcla cerveza, boliche, pornografía, rapto y mutilación es una suerte de continuación de Fargo. En apariencia, se trataba de un divertimento menor que escondía en realidad toda una parábola sobre la maldad y la ingenuidad en otro encuentro insólito, en el que los Coen recuperaban a sus personajes extraídos de los dibujos animados y de nuevo la reinvención de los géneros fílmicos tradicionales; en este caso el homenaje a los musicales de los años treinta y el cine negro de los cuarenta, a partir de un inquietante onirismo.

De Simplemente sangre que significó el lanzamiento de una notable actriz como Frances McDormond, a Identidad peligrosa y sus personajes deliciosos como la “artista vaginal” que encarna Julianne Moore, o el trío de amigos unidos por el boliche y separados por la mota y la cantaleta de Vietnam en la época de la guerra del Golfo Pérsico, los Coen creaban todo tipo de metáforas de la desolación y del absurdo cotidiano tópicos que alcanzarían posteriormente altas dosis de tragedia y humor negro en una filmografía desbordante y siempre al límite que no ha disminuido con el tiempo.

 

Según Wikipedia The Dude se inspiraba en Jeff Dowd, personaje que los hermanos Coen conocieron mientras intentaban encontrar distribuidora para su ópera prima Simplemente sangre (1984). Dowd fue miembro del grupo radical antibélico Seattle Seven y al igual que Lebowski bebía rusos blancos y era conocido como The Dude- El personaje, se inspira a su vez, en otro amigo de los Coen: Pete Exline, un veterano de Vietnam que vivía en un cuartucho “y estaba orgulloso de una pequeña alfombra que “combinaba con la habitación”. Exline se hizo amigo de los Coen y a fines de los ochenta les narró varios relatos sobre su propia vida, incluyendo algunas de su amigo Lew Abernathy que inspiró el personaje de Walter, un compañero excombatiente de Vietnam que luego se dedicó a ser investigador privado y que enfrentó a un adolescente que le robó su automóvil, tal y como sucede en la película, asimismo, incautado por la policía de Los Ángeles, y en el interior del auto se localizó la tarea del jovencito como ocurre también en el filme. Exline pertenecía a una liga de softball, los hermanos Coen decidieron cambiarla por el boliche debido a que: “Es un deporte muy social donde puedes sentarte, beber y fumar mientras participas de conversaciones estúpidas”, según Etahn Coen en una entrevista. Finalmente, según Julianne Moore, su personaje se inspiró en la artista Carolee Schneemann (“quien trabajó desnuda desde un columpio”) y Yoko Ono.

 

 

RAFAEL AVIÑA

Centro Histórico de la Ciudad de México

30 de junio de 2015

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s