TIETA DE AGRESTE (Tieta do Agreste, Brasil-Gran Bretaña-Francia, 1997)

Dirección. Carlos Diegues/ Guión. Jorge Amado, Carlos Diegues, Antonio Calmon y Joao Ubaldo Ribeiro, inspirado en la novela homónima de Jorge Amado/ Fotografía en color. Edgar Moura/ Música. Caetano Veloso, Jaques Morelenbaum/ Edición. Mair Tavares y Karen Harley/ Diseño de Producción. Lia Renha/ Vestuario. Luciana Buarque/ Diseño de títulos: Veronica D’Orey/ Con. Sonia Braga (Antonieta Esteves, Tieta de Agreste), Marília Pera (Perpetua, hermana de Tieta), Chico Anysio (Zé Esteves, padre de Tieta), Cláudia Abreu (Leonora), Zezé Motta (Carmosina), Jece Valadao (Darío), Leon Goes (Ascanio), Patricia Franca (Inmaculada, Tieta joven), Heitor Martinez Mello (Ricardo/ Cardo), Jorge Amado (él mismo, hombre que lee la historia)/ Duración. 115 mins.

SINOPSIS

A la edad de 17 años, la hermosa Antonieta Esteves Tieta, pastora de cabras ha perdido la virginidad y ha probado las mieles de placer sexual en pleno campo y bajo la lluvia. Sin embargo, debido a los chismes de Perpetua, su hermana mayor, su padre, Zé Esteves, la ha corrido del hogar miserable y mojigato de ese poblado de Santa Ana de Agreste en la región de Bahía al Nordeste de Brasil. Han pasado 26 años desde entonces y Tieta, quien no ha dejado de enviar bastante dinero a su ingrata familia, regresa al pueblo, convertida en una millonaria y sensual viuda acompañada de su guapa y supuesta hijastra, Leonora, donde es recibida con todos los honores. La vida cotidiana del lugar se altera y Tieta trae beneficios a toda la región, al tiempo que inicia a su vez una explosiva relación con su atractivo y joven sobrino Cardo, un seminarista hijo de Perpetua. Por su parte, Ascanio, un joven y entusiasta diputado, enamora a Leonora. Sin embargo, las cosas cambian cuando se descubre que Tieta, no es la viuda de un industrial, sino la dueña de un exitoso burdel en Sao Paulo y Leonora, una de sus pupilas y Cardo se enamora de una adolescente pastora de cabras.

 

“Tieta de Agreste” es una película sobre los gozos y los sinsabores de la vida; por tanto, igual que la vida, carece de afán de enseñanza pero invita a reflexionar acerca de las cosas sencillas” –Jorge Amado

 

Tieta de Ahgreste, la novela del brasileño Jorge Amado escrita hacia 1977, un año después del éxito cinematográfico de Doña Flor y sus dos maridos de Bruno Barreto, con Sonia Braga, inspirada en otra novela de Amado, dio pie a una exitosa telenovela brasileña de 1989, protagonizada por Betty Faria, la estrella de Bye Bye Brasil (Carlos Diegues, 1980).

Tieta de Agreste fue nominada a la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián, España. Y obtuvo el Premio a Mejor Actriz de Reparto (Marília Pera) en el Festival de La Habana. Asimismo, el galardón a Mejor Actriz y Actor de Reparto (Pera y Chico Anysio) por parte de la Asociación de Críticos de Sao Paulo.

 

 

Jorge Amado. La exuberancia fílmica (De Gabriela a Tieta de Agreste)

 

La literatura de Jorge Amado (Bahía, 1912) comprometida e irónica, cuenta al menos con un par de trabajos memorables llevados a la pantalla: Doña Flor y sus dos maridos y Tieta De Agreste. En ambos, se combina la explosión de alegría, de carnalidad a flor de piel, las intrigas de los pueblos ignorantes y al mismo tiempo, una reflexión social sobre el atraso de estos mismos lugares a los que el ”milagro” brasileño ni siquiera se asomó en ese frustrado intento por levantar un país empobrecido y endeudado.

En efecto, compromiso social, alegría festiva y sexualidad gozosa, parecen ser las líneas narrativas de Amado, un autor que se inició muy joven en el periodismo y en la literatura como lo muestra su primer novela que data de 1931, O país do carnaval con la que ponía de manifiesto una serie de relatos críticos e irónicos sobre la realidad del Brasil de aquel momento que empezaba a salir de la crisis de 1929 y se mecía peligrosamente en los vaivenes de la era de Getulio Vargas.

La denuncia de una sociedad extremista e injusta, la miseria de los trabajadores -en particular los de Bahía- en obras como, Sudore y Jubiabá, le valieron una estancia en prisión e incluso algunos de sus libros fueron quemados públicamente; por cierto, ésta última fue adaptada al cine por Nelson Pereira dos Santos en 1985 para contar una historia de amor entre una joven blanca y un muchacho negro en medio de un clima de racismo e intolerancia política. A finales de los treinta, Amado sale de la cárcel para una iniciar una breve etapa de exilio en Uruguay y Argentina y regresa a su pueblo para emprender la novela Bahía de Todos los Santos (1945), llevada muchos años después a la televisión por el propio Pereira dos Santos en una miniserie de 1985.

Así, luego de un largo viaje por varios países socialistas y después de realizar una trilogía política que arrancaba con Os subterraneos da libertade, se integra plenamente al ambiente de Bahía para dar un giro a su literatura. Es decir; sin dejar de lado el compromiso social con las capas más desprotegidas, emprende una temática más local, costumbrista y con grandes toques de humor para dar inicio a su obra más reconocida principalmente por el cine. Es así como surge Gabriela, clavo y canela (1958), exitosa novela de gran carga erótica, donde se funde la sensualidad tropical y la belleza de la mujer brasileña. Un relato que tendría su equivalente fílmico de la mano de Bruno Barreto quien ya antes había llevado con éxito a la pantalla Doña Flor y sus dos maridos.

Gabriela (1983), protagonizada por Sonia Braga y por el italiano Marcello Mastroianni, narra la historia de una joven de Bahía que causa conmoción no sólo por su refinado gusto culinario sino por su extraordinaria sensualidad. Al especial toque otorgado por la explosiva pareja bicultural, habría que agregar la espléndida fotografía del italiano Carlo Di Palma y la intensa banda sonora de Antonio Carlos Jobim con la participación de Gal Costa. Por cierto, al convertirse en telenovela, Gabriela causó gran conmoción debido a lo atrevido de sus escenas eróticas.

Después de Gabriela, Jorge Amado deja en parte la política por la cotidianidad social sin abandonar el apunte mordaz y a mediados de los sesenta publica varias novelas, entre ellas Os pastores da noite (1964) adaptada al cine por el francés Marcel Camus y Dona Flor e seus dois maridos (1966), llevada al cine por Barreto en 1976, con la participación estelar de Sonia Braga y José Wilker como el fogoso marido que regresa de la tumba para velar por el cuerpo de su ardiente mujer. El filme no sólo representó la consolidación internacional de Sonia Braga –recuérdese que se le ligó sentimentalmente a Robert Redford con quien filmó El secreto de milagro-, sino que recuperó a nivel mundial el exotismo del cine carioca cuyos éxitos databan de la época de O cangaceiro y Orfeo negro coproducida con Francia.

Doña Flor y sus dos maridos era la crónica amable, ácida y erótica de la independencia femenina y al mismo tiempo, la visión del acendrado machismo de los países tercermundistas. De alguna manera, recuperaba el tono de las célebres cintas de sketches a la italiana pero en un ambiente tropical, caluroso y empobrecido de un país que se preparaba para dar el gran salto con ese “milagro brasileño” que nunca cuajó. El filme inspiró algunas versiones hollywoodenses e impulsó la carrera del talentoso Chico Buarque autor de las extraordinarias canciones.

Para 1969, Amado emprende la novela Tenda dos milagros, cuya adaptación al cine corrió por parte del propio novelista y el realizador Nelson Pereira dos Santos. Como película, La tienda de los milagros (1975) planteaba la cuestión del mestizaje y del racismo en Brasil y se adentra en los temas de la cultura y la religión popular en particular el candomblé. Un relato de múltiples personajes que abarcan toda la sociedad en su conjunto: de la intelectualidad demagógica a los marginados y su filosofía cotidiana.

Finalmente, Tieta do agreste escrita por Jorge Amado en 1977 se convirtió quizá en la telenovela más importante de la historia latinoamericana, debido a los atrevidos desnudos y escenas a cargo de Betty Faria estrella de esa extraordinaria cinta de Carlos Diegues, Bye Bye Brasil. Tal fue su éxito que la versión de televisión fue llevada al cine por el propio Diegues en 1997. A veinte años de ser escrita, el realizador rescata en Tieta de Agreste la visión idílica de un poblado costero de Bahía, el chismorreo de provincia, el machismo y la sensualidad y como en toda película suya, la música juega un papel decisivo. Por ello, la estupenda banda sonora de Caetano Veloso resulta un gran atractivo extra en un filme que funciona como metáfora de esos dos Brasiles: el que vive en la fábula y aquel de una realidad de miseria y abandono.

La explosión de sensualidad, la exuberancia tropical y de la mujer brasileña, la crítica social y la música como tema y apoyo, no son elementos aislados de esta gran alegoría lúdica que es Tieta de Agreste, sino características de un cineasta interesado en contar la crónica solidaria de la miseria brasileña, sus mitos y raíces culturales. Aquí, se combinan al mismo tiempo varios factores clave: por una parte, el sentido rítmico y antisolemne de Diegues, la notable música de Veloso oriundo de Bahía, la sensual presencia de Sonia Braga luego de un retiro de doce años de su país y por supuesto, la literatura de Jorge Amado, creador de insólitas viñetas, cargadas de erotismo, reflexión social y del entusiasmo de un país de contrastes como lo es Brasil.

Desde su debut con el corto Escola de Samba, Alegria de Viver (1962), Carlos Diegues (Xica da Silva, Lluvias de Verano, Quilombo, Un Tren para las Estrellas) ha explorado el principal problema del subdesarrollo y la subsistencia. En Tieta, aparecen una serie de pequeñas viñetas eróticas, curiosas e insólitas: el padre que tiene sexo con sus cabras, la recatada viuda y ambiciosa hermana mayor que vive en el recuerdo de su gran vida sexual conyugal, o el ingenuo sobrino que despierta a los placeres carnales y sobre todo, ese pueblo olvidado que deja atrás su miseria para emprender una modernidad no necesariamente reconfortante pero necesaria.

Rafael Aviña

Centro Histórico de la Ciudad de México

28 de octubre 2014

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s